Voluntarios, los imprescindibles: "La primera ONG que tuve fue mi familia"

Los jerezanos Juan, Sandra y María son algunos de los rostros que hacen funcionar la Plataforma del Voluntariado de la provincia de Cádiz, una iniciativa que aglutina solidaridad para transformar la sociedad

Sandra Ruiz, Juan Bautista y María Gil, tres de los voluntarios “imprescindibles” que hacen “piña” para delatar a las injusticias.
Sandra Ruiz, Juan Bautista y María Gil, tres de los voluntarios “imprescindibles” que hacen “piña” para delatar a las injusticias. MANU GARCÍA

Las entrañas se remueven cada vez que una injusticia se planta en el camino de las personas. Algunas sienten como si les hubiesen dado una patada al corazón. Algo en su interior les inquieta y les motiva a no mirar para otro lado. El 5 de diciembre se rinde homenaje a todas aquellas que decidieron dar un paso adelante convencidas de que la unión hace la fuerza. En el Día Internacional del Voluntariado se pone en valor esa labor constante que pretende cambiar el mundo.

El movimiento social late y cada acción, por pequeña que sea, sirve para combatir las situaciones más complejas de la vida. “Hay acontecimientos que te hacen reaccionar”. Con una mirada, Juan Bautista Jímenez Morales, de 65 años, lo dice todo.

Juan Bautista durante la entrevista con lavozdelsur.es.
Juan Bautista durante la entrevista con lavozdelsur.es.   MANU GARCÍA

El jerezano es presidente de la Plataforma del Voluntariado de la provincia de Cádiz, una “asociación de asociaciones” que lleva toda la semana participando en actividades con motivo de la efeméride.

"Hay acontecimientos que te hacen reaccionar"

La idea empezó a tomar forma en 2011 cuando Juan y otros trabajadores se prejubilaron. Desde ese momento se dedicaron “full time” al voluntariado y, fue así, como surgió esta plataforma. “Vimos que Cádiz era la única provincia que no tenía”, comenta el jerezano sentado en la sede de la calle Francos, número 16, recientemente inaugurada.

Tras recorrer los pueblos de la provincia transmitiendo el proyecto, “enamoraron” a 9 entidades sociales que fueron las primeras en sumarse a la asociación, fundada el 16 de octubre de 2014.  

Detalle de un cartel de la nueva sede en Jerez.
Detalle de un cartel de la nueva sede en Jerez.   MANU GARCÍA

Han pasado 7 años desde que Oxfam Intermón, Proyecto Hombre, Banco Alimentos, la ONCE, Asociación Jerezana Ayuda Afectdos Sida Siloé, Espérida, Parkinson Cádiz, Descubriq y Trasdocar confiaran en esta iniciativa que en sus inicios se instaló en la calle Armas donde precisamente se ubica la tienda de Oxfam Intermón, de la que Juan era representante.

Ahora, desde su propia sede, la asociación, enmarcada dentro de la plataforma andaluza, trabaja con ganas para transformar la sociedad en 13 ámbitos de actuación desde sociosanitario o cultural hasta digital y deportivo.

 Aunque es “la más jovencita” de la comunidad autónoma, pisa fuerte de la mano del Consejo Local de Voluntariado del Ayuntamiento de Jerez, de la que es miembro.

Juan explica la evolución de la Plataforma desde sus inicios.
Juan explica la evolución de la Plataforma desde sus inicios.   MANU GARCÍA

Cada año muchas entidades se apuntan a esta plataforma que ya cuenta con 67 socios de toda la provincia. Con entusiasmo, Juan señala un panel colgado en la pared que indica las organizaciones incluidas en los últimos años. “Van observando las ventajas que pueden encontrar aquí”, comenta el presidente que impulsó este movimiento para fomentar “el potencial trabajo en red con las asociaciones que tienen programas de voluntariado”.

La misión no es otra que unificar criterios y sobre todo, “hacer piña” para intercambiar recursos y formación. Para él, la ayuda mutua es la clave para que todo funcione.

Panel con las entidades sociales socias de la Plataforma.
Panel con las entidades sociales socias de la Plataforma.   MANU GARCÍA

Esa inquietud por tender su mano a los demás ya nació en Juan cuando era muy pequeño. El exdirector de sucursales de bancos creció en El Chicle en un piso de 45 metros cuadrados con sus 13 hermanos. “La primera ONG que tuve fue mi familia. Siempre quería ayudarla y lo poquito que teníamos lo repartíamos entre los vecinos que lo necesitaban”, recuerda el jerezano que, desde entonces, siempre ha estado vinculado a asociaciones.  

Juan dio rienda suelta a su sentido de la solidaridad. “El voluntariado es imprescindible porque es el delatador y denunciante de las circunstancias injustas y no equitativas que tiene la sociedad actual”, señala.

Sandra explica cómo empezó en el mundo del voluntariado.
Sandra explica cómo empezó en el mundo del voluntariado. MANU GARCÍA

Como él, muchas personas han querido poner su granito de arena y llevan toda la vida ayudando a los demás. Una de ellas es Sandra Ruiz, de 27 años, técnica de la Plataforma y defensora de las buenas causas desde que tenía uso de razón.

Nacida en el barrio de San Telmo, en la vulnerable zona Sur de Jerez, ella era de las que participaba en las recogidas de alimentos en Navidad. “Cuando iba por el barrio y veía las colas de Cáritas en la parroquia me preguntaba qué esperaban. Llegué a decirle al párroco que yo quería actuar con la gente”, recuerda la jerezana a la que le rondaba por la cabeza una cuestión: -“¿Qué puedo hacer?”.

Con 13 años, cuando “no sabía realmente qué era el concepto de voluntariado”, tuvo su primera experiencia. Sandra estuvo cerca de 10 años como monitora en la parroquia de su barrio en un proyecto que consistía en proponer juegos a los pequeños. Dedicadaba su tiempo libre a los demás.

Un momento de la entrevista con Sandra y María.
Un momento de la entrevista con Sandra y María. MANU GARCÍA

Con el paso de los años, se dio cuenta de su vocación y estudió Trabajo Social, años universitarios en los que realizó varios voluntariados con personas mayores con alzheimer y dando clases de apoyo. “Siempre que doy charlas a los niños en los centros educativos digo que no se cierren en un perfil de voluntariado porque puede sorprender”, explica la técnica, también voluntaria en Oxfam Intermon, que ya lleva tres años en la Plataforma.

"En la facultad comprendí lo que era un voluntariado realmente"

Sandra coincidió en la Universidad con una persona que ahora está sentada junto a ella y que también se decantó por el trabajo social. Sus caminos se han unido por un objetivo común. “En la facultad comprendí lo que era un voluntariado realmente”, dice María Gil, jerezana de 26 años que ha crecido con los valores de compartir y dar sin esperar nada a cambio.

Estudió en Safa, donde escuchó muchas charlas de sensibilización. “Ayudar es algo que siempre he tenido muy normalizado tanto en mi casa como en el colegio”, explica María que ha sido voluntaria en asociaciones de personas con diversidad funcional y sin hogar.

Los voluntarios posan en la entrada de la sede en Jerez.
Los voluntarios posan en la entrada de la sede en Jerez.  MANU GARCÍA

Además, lleva por sus venas corre el movimiento Scout y actualmente participa en el grupo Kenya de ASDE. Dentro de la Plataforma se encarga, junto a Sandra, de formar y orientar a otras personas voluntarias y a responsables de ciclos en entidades.

“Para mí es un honor poder enseñar a otras personas que tambien tienen esa inquietud, el poder darle pautas o herramientas para que puedan dar ese paso que en su momento yo también quise dar”, cuenta María. La sociedad está llena de imperfecciones y, cada vez, más personas de distintas profesiones, se suman a esta acción solidaria. Un aplauso a las que están y a las que quedan por llegar.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído