Nuevo Hotel, 95 años de historia en la hospedería más antigua de Jerez

Fundado en 1927, abre sus puertas cada día en una antigua y señorial casa palacio de San Miguel. Dar un servicio ejemplar de calidad, familiar y cercano es la filosofía que se aplica en esta instalación singular

Agustín Pardo, en la recepción del establecimiento, el Nuevo Hotel de Jerez.
Agustín Pardo, en la recepción del establecimiento, el Nuevo Hotel de Jerez. ESTEBAN

Lejos de las estridencias decorativas, más o menos acertadas en gusto; lejos de las impersonales y enormes recepciones y de pasillos infinitos; lejos de bullas de gente que van y vienen, denominador común en los establecimientos hoteleros de fuste en estos días, nos detenemos en otras formas con aires que se remontan a otros tiempos. Cuando los apartamentos turísticos no ejercían presión sobre los centros de las ciudades y afloraba la insana competencia desleal. Serena atmósfera de un edificio señorial que nos evoca épocas pretéritas en plena calle Caballeros. Estamos en el Nuevo Hotel, el más antiguo de Jerez.

Fue abierto al público en 1927 por lo que cuenta casi un siglo de vida. Agustín Corrales Rodriguez de Medina, fue el que inició a la familia en este negocio con una pensión en calle Corredera; el promotor, a sus 16 años, se escapaba a la estación de trenes para atraer clientes a aquella pensión. De la Corredera pasó a la actual ubicación en calle Caballeros, donde alquiló la casa palacio que fue la residencia del vizconde de Almocadén.

El Nuevo Hotel, 95 años de historia: el más antiguo de Jerez. Vista desde la tercera planta.
El Nuevo Hotel, 95 años de historia: el más antiguo de Jerez. Vista desde la tercera planta.   ESTEBAN

"El fundador, a sus 16 años, se iba a la estación a atraer clientes"

Al acceder al hotel, tras dejar atrás una preciosa y bien trabajada reja, se percibe la pátina de los años, la misma que adquieren las piezas únicas y distinguidas por la excelencia y el tiempo. Nada más entrar, una pieza señorial que hace de recepción, nos da la bienvenida ante una gran mesa y paredes donde cuelgan cuadros costumbristas de rincones encantadores de Jerez y un sofá Chesterfield que da un toque british a la zona de acceso.

Cuenta con 22 habitaciones entre las que sorprende una decorada recreando el arte nazarí, con sus filigranas y arcos de herradura en escayola y coloridos azulejos. Es un hotel funcional, regenteado y trabajado por la familia, con el toque necesario de la adaptación a los tiempos. Pero no  deja de lado su personalidad; sí permanece un gran aljibe, sobre el cual se levanta el edificio, que antaño no solo recogía agua, también sirvió como fresquera del hotel.

Fue la casa palacio de vizcone de Almocadén; cuenta con 22 habitaciones

La del Nuevo Hotel, que cuenta con una estrella, contiene una historia llena de inquietudes y vocación por la hostelería cuando aquel Jerez no contaba con una instalación de este porte; de aquel en el que los pudientes se alojaban en el establecimiento estrella de la ciudad, Los Cisnes. El siguiente y último era el Nuevo Hotel.

7Z7A9772 2
La habitación más singular decorada con arabescos.   ESTEBAN

“Dar un servicio ejemplar de calidad, familiar y cercano”, es el principio sobre el que se asienta este negocio, el mismo que impulsó su creador. Juan Manuel Corrales, que ha superado la ochentena, es el propietario del establecimiento; no entra en la gestión que la asumen sus sobrinos. “Turismo no había apenas en aquellos años; eran más los viajantes los que paraban en el hotel”, nos cuenta este veterano hostelero que recuerda que los precios, unas 21 pesetas la noche pero obligadamente con pensión completa, “los ponía cada año el Estado pero sí nos permitía cobrar el doble cuando llegaba la Feria, sobre todo por la del ganado; los ganaderos se alojaban aquí y traían a los empleados que se quedaban en la buhardilla en unos jergones”.

Empezó con 22 empleados para una demanda importante durante todo el año, clientes que eran viajantes o comerciales de marcas textiles, de zapatos, joyería, artesanía, etcétera. “Confieso que el hotel era un buen negocio; siempre lo tenía lleno y cogimos fama de dar muy bien de comer”. Hoy la hostelería es más “impersonal, donde manda el turismo. Ahora han surgido los apartamentos turísticos. Todo tiene su público”. La nueva generación que gestiona el hotel tiene claro que estar online es lo que le da el empujón que necesitas estos pequeños establecimientos para conseguir clientela.

La trastienda del hotel,  la escalera de servicio.   ESTEBAN
La trastienda del hotel, la escalera de servicio.   ESTEBAN​​​​​​​

Como cuenta Agustín Pardo, encargado de la gestión, el encanto de un hotel de una estrella en una casa palacio se valora por el cliente: “Les gusta lo antiguo pero quieren lo nuevo". Se explica: "Las ventanas son grandes, tienen contraventanas, las puertas son con llave; hay quien lo aprecia y quienes no, los que prefieren la modernidad. De todas formas, los clientes valoran el espacio”.

Todo lo nuevo ha sido complicado adaptarlo a la casa: montar un ascensor, colocar placas solares, las habitaciones están adaptadas a la estructura misma del edificio, “además cualquier cosa que hagamos tiene que pasar por el área municipal de Patrimonio para permitirnos hacer obras o para cualquier cosa". El perfil del cliente de este hotel es el viajero; aquellos que buscan destinos diferentes y cuya pasión es descubrir nuevos territorios y culturas por lo que la opción del alojamiento low cost es imprescindible cuando los gastos hay que ponderarlos a favor de la aventura viajera. “No obstante, el que viene sabe muy bien de antemano donde llega y donde se aloja”.

7Z7A9993
Una de las habitaciones estándar el hotel.    ESTEBAN ​​​​​​​​​​​​​​
La Feria, la Semana Santa y sobre todo, el Festival de Jerez. Este último evento es el que más satisfacciones da al negocio: “El flamenco es un revulsivo para el negocio hotelero con los que vienen a aprender, a los cursos o simplemente al Festival”. Agustín añade que otro vector que florece de forma inesperada para ellos es el de las bodas; los invitados eligen este hotel por ser céntrico y cercano a las iglesias.

“Nuestro hueco en el mundo turístico es vender Jerez. Es nuestro buque insignia y, sobre todo, el flamenco. El turista que viene a ver la ciudad y sus monumentos. y los que además del Festival, vienen a Jerez para ver, disfrutar y aprender flamenco. Es un cliente que le entusiasma Jerez”.

"Nuestro hueco es vender Jerez. El que nos elige le entusiasma la ciudad"

Trabajo y tiempo es lo que obliga un hotel de estas características: “Nunca mejor dicho, esto es una pensión”. “Lo de que la gente entre por la puerta casi ni existe hoy en día a diferencia de la época de mi tío; ahora estamos en plataformas como Booking, que es donde nos llegan casi todas las reservas”. Los nuevos tiempos y las tecnologías mandan; sin estas, establecimientos como el Nuevo Hotel tendrían difícil subsistir: “El futuro es estar como estamos, como hotel; no cambiar el concepto porque nos funciona bien”.   

hbitacion nuevo hotel
Una de las habitaciones.  ESTEBAN
​​​​​​​La azotea con los techos de tejas y sobresaliendo, el pináculo del campanario de San Miguel.   ESTEBAN
La azotea con los techos de tejas y sobresaliendo, el pináculo del campanario de San Miguel.   ESTEBAN 

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído