La Bazán, historia de San Fernando: un barrio desesperado que vive entre puntales

La barriada isleña ha tenido que esperar 30 años para ser rehabilitada, sin embargo, los vecinos denuncian que se ha dejado atrás a varios bloques y que se está "parcheando" la situación en lo que debía ser una reforma integral

Algunos de los edificios del barrio de la Bazán se sostienen gracias a puntales que llevan una década.
Algunos de los edificios del barrio de la Bazán se sostienen gracias a puntales que llevan una década. MANU GARCÍA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Las Ciudades que Avanzan.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Es un día de bochorno como cualquier otro día de agosto. La barriada de la Bazán es uno de los muchos barrios que tiene San Fernando. Podría ser como los demás, pero no lo es. El mapa de las elecciones pasadas ya deja claro que, mientras la ciudad se teñía de azul, el barrio se mantenía con el rojo del PSOE. Es lo que los sociólogos y politólogos llaman voto de clase. Si preguntas, la respuesta es la misma, "obreros, trabajadores y gente humilde".

BARRIADA LA BAZAN 12
Un vecino contempla un bloque que está siendo rehabiltado.   MANU GARCÍA
BARRIADA LA BAZAN 7
La fachada de uno de los bloques que no será rehabilitado.   MANU GARCÍA

El nombre del barrio se debe a la antigua empresa que daba trabajo a gran parte de la Bahía. "Antes lo mantenía Bazán. Una vez que vendió, fuera sus albañiles, jardineros y guardas", narra uno de los veteranos que lleva 67 años viviendo en el barrio. Pese a ser zona habitual de ‘batalla’ en las protestas de los trabajadores de Navantia, la última semana en estas calles isleñas han sido especialmente convulsas, pero por otras razones.

Tras años reclamando la habilitación de bloques con más de 60 años, está rehabilitación ha llegado gracias a los fondos europeos del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Sin embargo, no ha llegado para todos los vecinos, algo que ha provocado un gran descontento que se palpa por sus calles. De los 15 bloques que componen el barrio, sólo siete serán arreglados. Aquellos que no han sido afortunados muestran su descontento, pero otros, que sí tienen la suerte de ver a los albañiles a diario, tampoco están satisfechos con el trabajo que se está haciendo. Mientras tanto, las administraciones responsables se culpan unas a otras.

En una de estas calles se reúnen a parlamentar varios vecinos. Los bloques no son el único problema, "ese socavón lleva ahí dos años, lo hemos denunciado miles de veces y ahí sigue", dice uno de ellos indignados. Otro se queja de que la policía vaya a desalojar las sillas de los bares que se acumulan en la acera, pero no se preocupe por este tipo de desperfectos. El descontento es notorio.

BARRIADA LA BAZAN 3
Un socavón que lleva dos años.   MANU GARCÍA
BARRIADA LA BAZAN 19
Una de las calles rehabilitadas.   MANU GARCÍA

Nadie entiende allí por qué algunos bloques han recibido la subvención y otros no, "porque dos no han entregado los papeles no arreglan el mío", dice un señor francamente molesto. El problema parece ser burocrático, pero eso no satisface a nadie de los allí presente. Otro de los afectados por la no rehabilitación cuenta que tanto la Junta como el Ayuntamiento dicen que se tiene que hacer cargo la comunidad, lo que provoca una queja, "no tenemos dinero, somos jubilados, personas mayores y parados". Además, pronuncia una frase que se repetirá durante toda la mañana, "cualquier día ocurre una desgracia".

Los allí presentes damos fe de que esto es posible. En uno de los pisos que abren los vecinos para mostrar el estado por dentro, el techo de la última planta se sustenta con puntales. Sin esos puntales, el edificio se derrumbaría en cadena. No son recientes, "llevan aquí de 10 a 15 años", dice uno de los afectados.

BARRIADA LA BAZAN 13
Un vecino señala las grietas de la fachada.   MANU GARCÍA
BARRIADA LA BAZAN 9
Algunas viviendas están sostenidas por puntales.   MANU GARCÍA

José Manuel se ha convertido en el portavoz oficioso de las reivindicaciones. Tiene la obsesión de salir en la televisión para mostrar lo que ocurre en su barrio. Su bloque, al contrario que otros muchos, sí ha tenido la suerte de ser rehabilitado, pero no está satisfecho, "están tapando grietas y poniendo parches con una esponja teniendo un presupuesto de 500.000 euros para el bloque. Eso lo hago yo con 50 euros", denuncia mientras señala cada uno de los desperfectos. En algunos balcones se ven los hierros. En otros, la forma de la parte de arriba está arqueada, "como quite la persiana se cae todo", dice desde su conocimiento como carpintero. En la misma fachada uno se encuentra que hay balcones que se renuevan y otros que no, pero nadie sabe explicar exactamente por qué motivo y cuál es el criterio.

Cada una de las fachadas afortunadas tiene su correspondiente cartel con la adjudicación. Los presupuestos, según el bloque, van desde los 500.000 euros hasta el millón y medio. La fecha para la ejecución señala que había un año: del 1 de diciembre de 2021 al 1 de diciembre de 2022. Pero allí los vecinos aseguran que los trabajos comenzaron hace dos meses. "Hay cinco albañiles en total", protestan.

BARRIADA LA BAZAN 14
Las humedades también son habituales.   MANU GARCÍA
BARRIADA LA BAZAN 8
Vecinos se quejan de que se está parcheando la situación.   MANU GARCÍA

Entre todos, llama la atención uno de los últimos bloques. Al contrario que el resto está cubierto de andamios y redes. El motivo es simple: se encarga otra empresa distinta. En este edificio, uno de los vecinos se puso al mando asesorado por un abogado que solicitó ver los distintos presupuestos. El rechazo sobre la empresa adjudicataria provocó que hubiera un cambio en la rehabilitación que, según los vecinos, ha sido a mejor a pesar de elegir una empresa cuyo presupuesto era más barato, "el más barato y el que mejor lo está haciendo", deja claro uno de los autóctonos del lugar.

"Hay bloques mucho mejor que este y le están metiendo mano. Le están poniendo hasta balcones a los vecinos", protesta una de las señoras que vive en el bloque 5, el que tiene los puntales que soportan la estructura en la azotea. "Que repartan el dinero por los bloques y los balcones los pongan los dueños", añade con cierto tono de indignación. Pero sobre todo hay miedo, "cualquier día esto se cae". En el corrillo que se ha formado en el rellano otro puntualiza, "nos echarán de aquí, precintarán y a ver dónde vamos".

BARRIADA LA BAZAN 6
Otra queja es la falta de operarios.   MANU GARCÍA
BARRIADA LA BAZAN 1
El bloque que más satisfacción está provocando.   MANU GARCÍA

Con cierto tono jocoso, una señora sentada en un banco le reprocha a José Manuel que no haya avisado a los vecinos para salir en prensa, pero le responde que ha sido todo improvisado. La falta de unidad vecinal es algo que lamentan los vecinos del barrio, "esto es porque no hemos tenido dos cojones de tirarnos a la calle de manifestación". Mientras, este portavoz insiste en que todo es un "lavado de cara" y que muchas fachadas se han pintado rápidamente "para ocultar lo que han hecho". A la señora de antes le promete poner un cartel para que los vecinos se apunten de cara a futuras movilizaciones. Algunos lamentan que haya quien se contente con esta reforma, que rechazan que sea integral como estaba previsto, y dejen de protestar para mejorar la zona.

Raquel llega de trabajar y lo primero que critica es que haya promesas "incumplidas". A ella, especialmente, le afecta la falta de alcantarillado en el barrio. En su piso esto provoca que, a pesar del refuerzo con el cemento, tenga que escuchar a las ratas rascar cada vez que está en el baño. El hastío entre los vecinos parece generalizado a pesar de que algunos de ellos vivan en bloques que están siendo rehabilitados. El próximo jueves una representación del Ayuntamiento volverá a inspeccionar los trabajos, pero los vecinos apenas tienen esperanza, "vendrá a figurar".

Reproches entre el Ayuntamiento y la Junta

Mientras tanto, las administraciones implicadas están jugando al gato y al ratón. El consistorio cañaílla afirmaba hace unos días que la rehabilitación corría peligro porque la Junta había "denegado poder modificar el proyecto de obra para hacer frente a las circunstancias que aparecen en toda obra de rehabilitación como vicios ocultos o circunstancias ajenas a la propia actuación". Además, el Ayuntamiento solicitaba a la Junta la intervención rehabilitadora beneficiase al 100% de la barriada, "la Junta de Andalucía debe cumplir con el compromiso de redistribuir el importe de subvenciones concedidas en otros municipios y que no se van a desarrollar en aquellos municipios que si tienen presentados más proyectos susceptibles de ejecutarse, como es el caso de San Fernando y la Barriada Bazán. Se debe aprovechar el volumen de fondos europeos existente en la actualidad para completar la rehabilitación de la totalidad de bloques de la barriada".

La respuesta de la administración andaluza no se hizo esperar y aseguró que estaba "analizando" las posibles modificaciones solicitadas por los vecinos para las obras que se están llevando a cabo. La Junta, además, lamentaba "la falta de interés por informarse a través de los cauces establecidos" mientras que acusaba al Ayuntamiento isleño de intentar sacar rédito político de la situación.

 

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

...saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído