Jimena de la Frontera retrocede en el tiempo con la recreación de su ciudad romana

Este año es un homenaje a Lucio Herennio y su época, personaje que, según se conoce por una inscripción encontrada en el Arco de Reloj del Castillo-Fortaleza, muere en el año 151, en la mitad del siglo II, época de prosperidad del emperador Antonino Pio

Jimena de la Frontera retrocede en el tiempo con la recreación de su ciudad romana
Jimena de la Frontera retrocede en el tiempo con la recreación de su ciudad romana

Tras dos años de obligado descanso, vuelve con fuerza la recreación histórica teatralizada de la Oba romana a Jimena de la Frontera, de la mano de la Asociación Tanit en colaboración con el Área de Cultura del Ayuntamiento. La recreación histórica tendrá lugar el 18 de junio de 2022, a las 19:00 h., en dos escenarios distintos en el patio que hay dentro del Castillo de Jimena de la Frontera, lugar donde se ubicaban los edificios institucionales de la OBA romana.

 

 

Este año es un homenaje a Lucio Herennio y su época, personaje que, según sabemos por una inscripción encontrada en el Arco de Reloj del Castillo-Fortaleza, muere en el año 151, en la mitad del siglo II, época de prosperidad del emperador Antonino Pio. Los Herennios parecen vinculados a la familia Anni Veri de Corduba. Annio Vero fue el padre de Faustina la Mayor, esposa del emperador Antonino y abuelo del siguiente emperador Marco Aurelio. De ahí el esplendor de OBA en la mitad del siglo II, según el erudito jimenato Vargas Machuca.

Cuenta con cuatro actividades diferentes, muy bien fundamentadas, se destaca que ya se comían las tagarninas, o que los romanos tenían postres típicos de miel, piñones y diferentes especias, diferente a nuestro piñonate, dulce típico de Jimena de la Frontera, aunque similar.

A través del Teatro Histórico y la colaboración de diversas asociaciones y voluntarios del pueblo (asociaciones como la Asociación de Mujeres la Jincaleta, Asociación de Teatro Aljama, El Corral de la Paca, grupo de músicos de San Pablo, junto con los voluntarios más de 60 personas), se da lugar a una actividad muy participativa, dotándola de carácter lúdico y pedagógico en torno a excepcional patrimonio con el que cuenta Jimena de la Frontera.

Estas son las actividades previstas

Los rituales previos a las ceremonias nupciales en la antigua Roma y el culto en la casa roma

Esta actividad está enfocada para las mujeres de la sociedad romana, concretamente de OBA. Nos llevarán a unos rituales muy peculiares y llamativos, como una parte importante de una ceremonia nupcial, solamente se prepara a la novia. En este caso, la novia se prepara para casarse con el nieto de Lucio. Ritos con influencias de la Roma arcaica, griega e, incluso, heredados de sociedades neolíticas, que aún perviven en algunos aspectos hasta nuestros días.

Entrelazamos aspectos de la vida cotidiana, como el Culto Doméstico, de tanta importancia para el mundo romano.

El mercado Nundinae de Oba

Los días de mercados o nundinum en el municipio de OBA se convierten en días festivos, por lo que es el momento propicio para organizar un buen banquete. El Coquus de Lucio tiene el encargo de comprar los preparativos para organizarlo. Su amo y la domina, Valeria, la esposa de Lucio, no quieren perdérselo.

Con esta trama nos da pie para exponer de forma didáctica cuestiones tan importantes para la vida cotidiana de un municipio romano de la Bética, como el funcionamiento de los mercados, su sistema alimentario y cómo se abastecían sus habitantes de los productos, que no solamente llegaban de su entorno, sino también de lejanos lugares.

El Mensor y las Calzadas

 Un Mensor, llamado Aurelio, acompañado por un grupo de legionarios, nos mostrará cómo se construyen las calzadas romanas de una manera didáctica y divertida. Una vez terminada las explicaciones recibe una visita molesta de un Augur, que sirve como excusa para situar a OBA en su territorio, como cruce entre las vías de comunicaciones del Estrecho con el interior.

El banquete de Oba

En casa de Lucio Herennio se celebra un banquete y recibe la visita de Quintus Aelius, que nos visita desde Barbersula. Para los romanos era un ritual muy importante, celebrado en las dependencias más grandes de una casa o domus, de un patricio o équite bien situado.

El orden de los comensales seguía un orden jerarquizado. Los esclavos y en concreto, el Coquus de Lucio, su cocinero, tenían mucha responsabilidad en este acontecimiento. Nada podía fallar, sino sería sometido a severos castigos.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído