La cineasta Sara Gallardo, el periodista Antonio Campos y cinco asociaciones de mujeres contra el cáncer decoran la sala de radioterapia del Hospital Puerta del Mar con los fondos conseguidos con el cortometraje ‘Despertar’.

Esta es una historia de ida y vuelta. Una historia de cine, sacada de una película. A lo pequeño pero con un resultado muy grande y real, muy real. Todo empezó con un cortometraje: la cineasta Sara Gallardo, el periodista Antonio Campos y el equipo de Relatoras Producciones decidieron participar en el concurso Docuexpress de Alcances  2016. Su trabajo, Despertar, sobre la lucha de las mujeres con cáncer de mama se alzó ganador de este concurso por su genial forma de presentar esta realidad. A través de Valientes y Guerreras, Asociación Española Contra el Cáncer, Vivir en Rosa, Agamama y Nieves Morano, Sara y Antonio cuentan con una mirada de futuro la batalla de estas mujeres que no esconden sus cicatrices y que conforman un ejército de vitalistas guerreras.

El corto alcanzó una importante difusión, más de 20.000 reproducciones, pero la historia no ha dejado de escribirse. Al contrario. Sara y Antonio decidieron ceder el premio de su trabajo, 1.000 euros, a las cinco asociaciones para que lo destinasen a lo que decidiesen. Y tras reunirse con todas ellas, decidieron que ese dinero debía servir para ayudar a cuantas más mujeres afectadas por cáncer mejor. Así nació la nueva sala de radio radioterapia del Hospital Puerta del Mar en Cádiz: un lugar horrible, lleno de humedad, sin ventilación, ni luz natural, como cuenta Sara, que gracias al proyecto Despertar y todas las personas que lo componen hoy es mucho más amable.

Brocha en mano, Sara, Antonio, miembros del equipo, familiares y las mujeres de estas asociaciones han convertido este lugar lúgubre en un espacio lleno de luz y fuerza. Un árbol de los deseos, un vinilo con una imagen del mar, un espacio de lectura, una torre de sonido para dotar al espacio de hilo musical buscan que ese momento tan duro se haga más liviano.

No ha sido fácil. Tuvieron primero que hablar con el Hospital y buscar ayuda por todas partes. Mil euros, sin impuestos, no podían estirarse tanto. Pero Sara y Antonio no se rindieron: Leroy Merlin, Carrefour, El Corte Inglés, Dazzling Make Up, Mr. Wonderfull, Miryam Wagner Arquitectura, Patron Art Ilustración, Diseño Gráfico Rosa Olea, Cazador de Ratas Editorial, la escritora Alicia Dominguez y el fotógrafo Elías Pimentel han colaborado desinteresadamente en este proyecto.

"Cuando hablamos con la Dirección del Hospital, les encantó la idea, sobre todo, porque con una iniciativa como ésta, los pacientes podían hacer más suyo el hospital", cuenta Sara. "Nos explicaron que ellos pretendieron hacer algo parecido y pusieron unos sillones muy cómodos pero se quedaron sin presupuesto. Nos han dejado hacer con total libertad; alisaron una pared para que pudiéramos colocar el vinilo y han puesto macetas". Y llegaron ellas para dar un aspecto totalmente distinto a ese lugar donde "las mujeres llegan con los ánimos por los suelos. Al menos que se encuentren en un sitio bonito y agradable", dice Sara. La iniciativa ha permitido además que trabajen juntas codo con codo y todas ellas han dejado las huellas de su asociación en forma de vinilos costeados también con esos mágicos mil euros que han aprovechado al máximo y con tan buen fin. 

Este martes será la inaguración en un acto oficial y ellas están ultimando todos los detalles. Queda uno importante: el buzón de las historias. Una caja donde las mujeres, hombres o familiares que quieran podrán dejar sus historias escritas que luego serán recopiladas por la escritora Alicia Domínguez para que su experiencia sirva para tantas otras. En la mente de todas, África, la última guerrera que no pudo ganar la batalla, y el deseo de despertar y seguir hacia adelante.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído