El catedrático de la UCA investigado confiesa que viajó a Disneyland con dinero de la universidad

Tomás Ángel del Valls, catedrático de Medio Ambiente, admite ante la jueza que usó fondos públicos en su propio beneficio. El caso salió a la luz en 2018 cuando la propia UCA detectó anomalías

El catedrático Tomás Ángel del Valls, durante una de sus clases. FOTO: LA VOZ DE TALAVERA.
El catedrático Tomás Ángel del Valls, durante una de sus clases. FOTO: LA VOZ DE TALAVERA.

El catedrático de Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz, Tomás Ángel del Valls, ha confesado que usó fondos públicos en su propio beneficio. El docente, investigado desde hace cuatro años por malversación de dinero del centro ha reconocido ante la jueza, Lourdes del Río, que sí se construyó un chalé en Vistahermosa y hizo viajes personales. Además, ha admitido que robó material de la UCA, según ha publicado Diario de Cádiz

El docente ha mostrado "un arrepentimiento contundente", según su abogado, Felipe Meléndez, e incluso ha llegado a calificar su propio comportamiento de "deleznable", además va a afrontar la responsabilidad civil de los hechos. 

La investigación, llevada a cabo por la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz, se centraba en la construcción de un chalet de tres plantas en El Puerto y en la realización de viajes a través de una agencia que prestaba servicios a la UCA. En este sentido, el profesor explicó que empleaba "días sobrantes" contratados para ponencias o conferencias en viajes familiares a destinos como Disneyland. También se le acusó de la apropiación de material de investigación, que según la Policía, ascendía a una cuantía de más de 700.000 euros, aunque el Tribunal de Cuentas aún no ha determinado el importe exacto. Esta cantidad nunca pasó por su cuenta corriente, sino que la empresa de construcción debía emitir una factura a nombre de una de estas tres entidades: Universidad de Cádiz, Universidad de Jaén o FUECA. Según la Policía, estos contratistas conocían el fraude y también están siendo investigados

El catedrático está colaborando con la Justicia, pero aunque ha confesado, sus acciones conllevan penas de cárcel. Este caso salió a la luz en 2018 después de que la Universidad detectara el desvío de fondos asignados a un grupo de investigación y el propio Rectorado comunicara los hechos a la Fiscalía. Por entonces, fue despedido y tuvo que suspender su actividad en la universidad, donde era una persona relevante por su labor. Actualmente tiene dos inmuebles embargados y está en libertad, según Diario de Cádiz

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído