Un scout jerezano lanzará el primer manual de cocina para campamentos

El responsable Jorge Curtido, de 32 años, del grupo Prometeo de Jerez, crea un libro pionero con consejos y recetas para alimentar a los niños que disfrutan de las excursiones en plena naturaleza

Jorge Curtido, creador del manual de cocina scout.
Jorge Curtido, creador del manual de cocina scout. MANU GARCÍA

Alimentar a más de 100 bocas en un campamento en plena naturaleza no es tarea fácil y menos si se trata de niños que no paran quietos ni un segundo. Por eso, el jerezano Jorge Curtido Sánchez propone el primer libro de cocina para los grupos scout. Una idea que “lleva mucho tiempo en mi cabeza” y surge como un manual original en el que vierte su propia experiencia.

Jorge, al que todos llaman Bosnio, lleva seis años cocinando para los pequeños en los campamentos, elaborando y organizando menús y ejecutándolos con sus propias manos. Antes, desde el grupo MSC de scouts católicos San Juan de Ávila y ahora, desde el Grupo Prometeo, aconfesional. A sus 32 años este cocinero con ingenio, que se ha formado en la Escuela de Hostelería de Sevilla, se sumerge en este proyecto pionero. “Investigué y no he visto que exista ningún material para ayudar a quien quiera llevar la cocina del campamento y no sepa cómo”, expresa el que se ha trabajado en los fogones de varios restaurantes como La Carboná de Jerez.

Para Jorge, era el momento. Hace apenas un mes lanzó su idea en las redes sociales, a través de la cuenta Házmelo casero, en la que divulga recetas gastronómicas de todo tipo. “Ha tenido una aceptación de no me esperaba para nada, eso me ha dado un poco más de motivación para llevarla a cabo”, comenta a través del auricular el que une su pasión por la escritura, la cocina y los scouts.

El jerezano también compartió el proyecto en una página de scouts a nivel mundial, y para su sorpresa, “tuvo una repercusión enorme, gente de un montón de países, sobre todo de Sudamérica, me escribió agradeciéndome la iniciativa”.

El libro va dirigido especialmente a aquellas personas “que vayan a llevar a cabo una cocina en un campamento scout, pero no sepan muy bien cómo hacerlo”. Según el cocinero, también puede ser útil para las que, aunque ya tengan ciertos conocimientos, “a lo mejor nunca se han enfrentado a lo que es cocinar para 100 personas”.

Equipamiento para cocinar en campamentos de scouts.
Equipamiento para cocinar en campamentos de scouts. Manu García

Así, ofrecerá recursos, consejos e información teniendo en cuenta las distintas realidades de los grupos. “Una receta a lo mejor precisa de una batidora, y después en el campamento scout la realidad es que no hay batidora, entonces en el libro se van a dar alternativas”, explica el que llevará por bandera la alimentación saludable “de una manera ideal” y aportará conceptos básicos de cocina.

Él es consciente de que “muchas veces por recursos tanto económicos como humanos, es imposible llevar a cabo por ejemplo un menú cien por cien saludable”. Pero con este manual pretende ayudar para que, dentro de las posibilidades de cada grupo, sí lo sea.

En el interior de este libro se contemplarán distintos apartados entre los que destacan, el tratamiento de las alergias y las intolerancias, los menús adaptados para vegetarianos, veganos o por motivos étnicos y religiosos. Además, reflejará “una dieta blanda porque normalmente en los campamentos hay muchos niños que se ponen malos de la barriga y por recomendaciones médicas hay que adaptarles la alimentación allí”.

Jorge también resalta un epígrafe sobre cantidades, medidas y tiempo, “personas que no son experimentadas en la cocina se embolican mucho porque no es lo mismo cocinar en una casa para cuatro personas que para cien”. Asimismo, las páginas de este proyecto revelarán recomendaciones para la conservación de los alimentos y para la cocina de aprovechamiento. Como sostiene el jerezano, “puedes tener un menú, pero a lo mejor te sobra de un día y hay que saber cómo aprovechar para ni tirar, ni tener que comprar más de la cuenta”.

Otro de los temas abordados es la cocina en las marchas. Desde su experiencia, esta actividad “suele durar entre dos y cuatro días, y ahí no estamos en el punto físico del campamento sino andando, por lo que tenemos que hacernos de comer con el material básico que es un hornillo, una olla y lo que encuentre en el pueblo de turno”.

De esta forma, Jorge configurará un libro al que no le falte detalle sobre cómo alimentarse en mitad del bosque con todo tipo de recetas, algunas procedentes de otros países. “El recetario básico que va a llevar es el que yo suelo utilizar siempre en los campamentos, por ejemplo, merluza en salsa de tomate casera, puré de patatas, potajes, papas con choco”, expresa el que cuenta que al medio día se suelen incluir ensaladas mientras que por la noche triunfa el caldo casero.

El cocinero elabora sus platos “simplemente como cocinaría en casa, lo único que cambia es la cantidad de personas y los recursos materiales y humanos, reconoce el que pone “amor y cariño” en cada receta.  

Otro de los pilares fundamentales del libro es la nutrición, por ello, para “que todo sea riguroso” ha contado con la colaboración de su propio nutricionista, José Antonio, que supervisará las propuestas como profesional.

Además, Jorge incluirá una parte dedicada a la preparación y organización de los campamentos, así como a la historia de la cocina en los campamentos scout. “Lo de llevar una cocina es prácticamente nuevo, hará unos 20 o 30 años, antes se hacía de manera mucho menos sofisticada, era mucho más salvaje”, aclara.

Al cocinero le encanta el mundo culinario, de eso no cabe duda, pero también se ha planteado como objetivo “hacer pedagogía para los niños, dar esa educación, como en un comedor escolar normal, esto es lo que toca de comer y tenemos que aprender”. Jorge recuerda como en alguna ocasión se ha encontrado que, en la autorización de un niño para asistir a los campamentos, “ponía, es alérgico a las lentejas y después al hablar con los padres realmente lo pone porque no le gusta”.

El jerezano Jorge Curtido, del grupo Prometeo de Jerez.
El jerezano Jorge Curtido, del grupo Prometeo de Jerez.  Manu García

Para él, es importante que los pequeños coman de todo, por eso, la cocina en este tipo de actividades “debe ser lo más equilibrada posible teniendo en cuenta las condiciones del campamento, por ejemplo, a lo mejor un día han salido de marcha y han andado durante cinco horas y hay que tener en cuenta ese desgaste que han tenido para complementarlo en la alimentación”.

Desde el primer momento, Jorge estuvo buscando cómo lanzar su libro al público, y de momento, ha tenido suerte. Según comenta, ya ha recibido una propuesta por parte de una editorial de la provincia de Cádiz para su publicación y distribución. Pronto, el manual para cocina scout será una realidad. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

Marcelo Hace 5 meses
Cuando lo lancen quiero un ejemplar !!
Ahora en portada
Lo más leído