Saqueo de casas ruinosas de intramuros, por azoteas y reventando puertas 'antiocupa': "Se han llevado hasta los puntales"

Vecinos de la zona denuncian el expolio constante que sufre el patrimonio arquitectónico en el corazón de Jerez, fincas de bancos o inmobiliarias que se desentendieron hace mucho de sus propiedades

Losas hidráulicas limpias y apiladas tras ser retiradas del interior de una de las fincas y listas para ser vendidas en el mercado negro. CEDIDA
Losas hidráulicas limpias y apiladas tras ser retiradas del interior de una de las fincas y listas para ser vendidas en el mercado negro. CEDIDA

La situación de inseguridad y abandono crece por momentos en el corazón del centro histórico de la ciudad. Si hay proyectos en marcha que parecen reorientar el rumbo de degradación y olvido del intramuros jerezano, especialmente en el entorno de la plaza Belén, el día a día para quienes resisten en la zona pasa por asistir a cómo muchas de las fincas abandonadas son saqueadas por delincuentes que claramente mercadean con materiales que roban del interior y lo colocan en el mercado negro.

"Se han llevado hasta los puntales... se preparan para acceder por la noche y salta por la azotea a la otra finca para expoliarla", comentan a lavozdelsur.es vecinos de la calle Salvador, próxima al Arroyo y la Catedral sobre dos fincas colindantes —una de ellas catalogada en virtud de su rico patrimonio arquitectónico— en estado ruinoso, propiedad de una inmobiliaria sevillana y de Bankia (ahora Caixabank). 

Una puerta 'antiocupa' reventada en el número 3 de la calle Salvador.
Una puerta 'antiocupa', reventada en el número 3 de la calle Salvador.   CEDIDA

Las dos fincas poco a poco desvalijados son dos: plaza del Arroyo, 42, y Salvador, 3. En la primera se llegó a tapiar sus acceso, en la segunda incluso se colocó una puerta antiocupas. Nada de eso ha sido suficiente. Cae la noche y los amigos de lo ajeno se preparan para la siguiente peonada. "Han logrado saltar de una a otra por las azoteas y se van llevando todo lo que encuentran. Deben ser varias personas porque hasta se preocupan de limpiar losas hidráulicas y de prepararlas para sacaras de la finca con carretillas. Eso va directo al mercado negro, alguien las compra seguro", denuncian los vecinos.

La Policía Local ha levantado acta, Disciplina Urbanística actúa, pero no es suficiente. Los tiempos de la administración, y la desidia total de los propietarios de los inmuebles, juegan a favor del saqueo y de la inseguridad en la zona. La Delegación de Urbanismo activó hace ya meses el Registro Municipal de Solar y Edificaciones Ruinosas, y ha empezado a expropiar muchos inmuebles por incumplimiento del obligatorio deber de conservación de los mismos por parte de sus propietarios. Sin embargo, este es un procedimiento administrativo lento y costoso, y avanza mucho más lento que el saqueo que se sigue produciendo diariamente en inmuebles del centro histórico. Eso, por no hablar de que la hermandad de las Tres Caídas, en San Lucas, sigue denuncian cómo se roban losas de Tarifa del reducto de este templo-santuario BIC. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído