Saldaña prepara ya la denuncia sobre la filtración de su atestado: el objetivo es Mamen Sánchez

Tendrá tanto vertiente penal como civil (en busca de compensación económica por daños), y pide que sea un juzgado el que dirima responsabilidades, pero en el PP quieren que las asuma la alcaldesa

El vehículo a nombre del familiar de Antonio Saldaña, tras los golpes. FOTO: lavozdelsur.es
El vehículo a nombre del familiar de Antonio Saldaña, tras los golpes. FOTO: lavozdelsur.es

El líder del PP jerezano Antonio Saldaña va a llevar a los tribunales la filtración del atestado en el que se mostraba que triplicaba la tasa de alcohol permitida al volante, lo que provocó que golpeara a tres coches, mientras espera la celebración de un juicio rápido por este asunto. Después de pedir perdón en un vídeo "a todos los jerezanos" por los hechos ocurridos, primero amagó con ello, pero la denuncia es un hecho en vías de materialización.

Su decisión hasta el momento es la de que sea un juez el que determine posibles responsabilidades sobre la filtración a la prensa de dicho atestado. La premisa se basa en dos aspectos jurídicos: el primero, que le protege la Ley de Protección de Datos; la segunda, que en algún momento de la custodia ese atestado acabó en manos de varios medios de comunicación.

El PP lleva días disparando contra Mamen Sánchez. El primero que sacó el tema fue ElMira, y el PP ha continuado con la tesis a través de breves referencias en notas de prensa sobre otros asuntos, aunque no se ha pronunciado con contundencia. Según ha podido saber este medio, el objetivo es que sea Mamen Sánchez quien responda sobre lo ocurrido.

En la noche de este lunes 25 de mayo, el asunto seguía sobre la mesa en el PP, que aún estaría redactando el texto. Sin embargo, resulta relativamente sencillo. Saldaña, personalmente, será quien interponga la denuncia, confirman estas fuentes. En ella no irá directamente contra nadie. En el ámbito penal, hay dos opciones: la querella o la denuncia. La querella sí requiere la descripción de las personas a las que se responsabilizaría, para dar inicio a la acción legal; la denuncia, no. En sí misma, esta segunda, elegida por Saldaña, es la de dar constancia de unos hechos que luego habrán de ser comprobados por la Justicia, a través de pesquisas.

Y esto tiene varias vertientes: un juzgado encargado podrá pedir que se tome declaración a los agentes de turno cuando se produjo la prueba de alcohol de Saldaña en la que dio positivo; luego, a los agentes que estaban cuando se conoció la filtración; posteriormente, a sus superiores tanto en Policía Municipal como en su vertiente política. Y hasta allí arriba quiere llegar el que fuera alcaldable del PP en 2019. El objetivo es Mamen Sánchez. En realidad, habría alguien más: en tiempos de estado de alarma, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, responsable último con la reasignación de competencias.

Por otra parte, la denuncia de Saldaña no sólo recogerá su intención de que, quien fuera, tenga responsabilidades penales, sino también civiles. Esto significa que considera que la filtración del atestado le ha causado perjuicios económicos en sí. No el suceso que protagonizó, sino su filtración. La responsabilidad civil es la que tiene una persona que provoca un pequeño accidente sin intención, por ejemplo, aunque luego responda el seguro (esto último es lo de menos). En la parte perjudicada, que sería Saldaña, quiere que un juez dilucide si se habría producido un perjuicio que puede ser moral o puede ser económico, y en base a ello, el líder del PP quiere que haya sentencia que vaya contra el patrimonio de los responsables: o agentes, o responsables políticos, o el propio Ayuntamiento como persona jurídica.

El recorrido que tenga el asunto Saldaña ya va más allá de lo político. Y ello, una vez dirimidas responsabilidades en el PP, con un pulso de casi una semana entre la dirección provincial y el PP de Jerez en el que se le dio por amortizado cuando se le pidió el acta de concejal, finalmente Saldaña recuperó fuelle al perder la portavocía de Diputación pero mantenerse en el grupo municipal de Jerez. La enmienda legal que pide es abierta a todas las partes que pudieran ser responsables como funcionarios de un delito por la custodia de los documentos, o la alcaldesa Mamen Sánchez en última instancia.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído