El PP anuncia que Saldaña renuncia a ser portavoz en Diputación para "centrarse" en Jerez

La dirección provincial del partido 'salva' así al líder de los populares jerezanos, que protagonizó un incidente con su coche tras triplicar la tasa de alcoholemia

Saldaña, en un acto de campaña de las municipales
Saldaña, en un acto de campaña de las municipales

El PP anuncia que Antonio Saldaña renuncia a ser portavoz en Diputación para "centrarse" en Jerez. En un breve comunicado, el PP de Cádiz comunica que Saldaña renuncia a la portavocía del grupo popular de la Diputación provincial de Cádiz para "centrarse en el proyecto político de Jerez".

Era una de las opciones que manejaban los populares para solventar la crisis generada por el grave incidente de tráfico que protagonizó en la tarde del pasado jueves Antonio Saldaña, líder de los populares de Jerez y portavoz del partido en la Diputación de Cádiz, un suceso que ha desatado (o reabierto) una guerra total en el PP de Cádiz. El dirigente jerezano quedó en libertad con cargos en la misma tarde de los hechos tras haber triplicado la tasa de alcoholemia y golpear tres coches mientras conducía ebrio. El pasado sábado, a la una de la madrugada, un escueto comunicado aseguraba que las direcciones nacional y regional del partido exigían la renuncia de Saldaña a todos sus cargos. Esa es la versión que ha trascendido, pero es solo una versión superficial de lo sucedido en los últimos cuatro días.

Al día siguiente del suceso, el pasado viernes, la dirección provincial, con su presidenta Ana Mestre a la cabeza, ofrece una salida a Saldaña: renunciar a la portavocía (y al sueldo) de Diputación y mantener el acta como portavoz municipal en Jerez. “Él, lejos de eso, pretendía que el partido le respaldara, pero le advirtieron de que esto no se podía quedar así, has cogido el coche, has golpeado a tres coches y encima te ibas para tu casa diciendo que no habías matado a nadie, y le dijeron que algún castigo debes tener“, según han reproducido fuentes del partido a lavozdelsur.es. La reacción de Saldaña fue “de todo o nada, y colgó el teléfono”. A partir de aquí, más que la forma de buscar un castigo por una mala conducta puntual de un cargo público, en las tripas del partido empiezan a sucederse movimientos para desbancar a Saldaña de la Diputación de Cádiz.

Con una dirección provincial, que según las fuentes internas con las que ha hablado este medio, “no era partidaria en principio de un castigo tan severo”, todo se precipita el pasado sábado. La conexión con Madrid por el caso Saldaña es manejada por Pepe Ortiz, ex alcalde de Vejer y hombre fuerte de Pablo Casado en la provincia de Cádiz, “un hombre que odia a Saldaña”. Junto a él, relatan las mismas fuentes, José Loaiza, casadista, ex presidente de Diputación de Cádiz y que también fue presidente provincial del partido, “cuyo interés es recuperar el grupo de Diputación (y sus recursos económicos y posibilidades de contratación de personal) que hace un año le arrebató Saldaña —Ortiz se postuló como portavoz en la institución provincial.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído