10540824_733782383344743_563745975_o.jpg
10540824_733782383344743_563745975_o.jpg

Cuatro meses después de comprometerse públicamente en un pleno extraordinario que convocó tras la reapertura de la pieza vinculada con el Ayuntamiento de Jerez, García-Pelayo sigue sin hacer público el expediente completo. Aun así, mantiene que "sinceramente no" le preocupa esta investigación de cara a las municipales de 2015.

La alcaldesa sigue manteniendo el tipo cuando se le pregunta por su "implicación directa", tal y como concluye la Policía Judicial, con la trama Gürtel. María José García-Pelayo insiste en dos tesis, al menos de cara a la galería, sobre la pieza del sumario de la mayor trama de corrupción de España relacionada con el Ayuntamiento de Jerez: no le preocupa lo más mínimo porque básicamente no se ha lucrado del entramado de Francisco Correa. Este pasado fin de semana, preguntada en una entrevista concedida a Diario de Jerez sobre si le preocupa el devenir de la Gürtel de cara las elecciones municipales de mayo de 2015, la regidora jerezana y senadora popular (aforada por tanto) insistía: "Sinceramente, no. Gürtel significa que uno se ha llevado dinero por hacer contratos y yo puedo asegurar que ni me he llevado dinero ni me lo voy a llevar en mi vida. Por lo tanto, preocupación cero". 

Pelayo, en el pleno extraordinario que abordó el caso Gürtel hace casi cuatro meses.

Prácticamente idénticos argumentos a los que empleó en el pleno extraordinario monográfico que convocó a mediados del pasado mes de marzo para dar exculparse ante los grupos de la oposición en relación con supuestas contrataciones irregulares en el montaje del stand de Jerez en Fitur 2004, etapa en la que fue alcaldesa de la ciudad y presidenta del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC, organismo que adjudicó a empresas de la trama Correa). Sea como fuere, la única realidad a día de hoy es que el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional ordenó reabrir el caso el pasado 31 de marzo y que prácticamente cuatro meses después de aquel pleno en el que se comprometió públicamente a ello, Pelayo aún no ha hecho público el expediente completo de aquellas contrataciones sobre las que la Justicia ha puesto la lupa.

“No solamente los políticos tienen acceso a ese expediente, sino que también todos los ciudadanos que quieran individualmente o formando parte de alguna asociación lo tienen a su disposición. No tenemos absolutamente nada, nada, nada que ocultar. Y queremos ser transparentes para que el ciudadano pueda comprobar que cuando decimos que no tenemos nada que ocultar es verdad que no tenemos absolutamente nada que ocultar”. De esta manera se comprometió la alcaldesa a hacer público el citado expediente. Casi cuatro meses después insiste en que su preocupación por este asunto espinoso es "cero" aunque el expediente sigue oculto.

El responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, decidió reabrir la investigación García Pelayo-Gürtel “sin perjuicio de que pueda acordarse la inhibición del tribunal competente” por la condición de aforada de la senadora popular, al tiempo que dio traslado a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) de la documentación que el Ayuntamiento de Jerez remitió al TSJM el 17 de mayo de 2011 para que realice una “valoración e informe”. Valoración e informe que aún siguen tramitándose. El magistrado tomó esta determinación tras recibir un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía remitido en marzo pasado que revelaba que la alcaldesa de Jerez participó en la adjudicación de contratos presuntamente irregulares a las empresas de Correa a través de un procedimiento que se desarrolló sin publicidad y recabando la documentación de las sociedades cuando ya habían sido ejecutados sus trabajos.

El informe de la UDEF señalaba que en la última semana de enero de 2004 el Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad de Jerez, bajo la tutela del PP, adjudicó de forma “irregular” varios contratos a las sociedades Special Events y Down Town Consulting, dirigidas por Correa, para el montaje de un pabellón en Fitur y de espectáculos ecuestres y flamencos, por un montante de 214.027 euros. Estas dos compañías se hicieron con un contrato negociado sin publicidad para la organización del stand de Jerez en Fitur de 2004 (valorado en 162.806 euros), otro para acondicionar la Plaza Mayor de Madrid para un espectáculo ecuestre (por 39.366 euros) y un tercero para la celebración de un espectáculo flamenco en el Parque del Retiro, por importe de 11.855 euros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído