javierfergo_pleno25-11_04
javierfergo_pleno25-11_04

El pleno, con los votos favorables de PSOE, IU, Ganemos y Ciudadanos, y la abstención de los populares, aprueba que los afectados vuelvan al Ayuntamiento antes del 30 de junio de 2016.

“Lo hicimos porque creíamos y seguimos creyendo que era lo mejor para Jerez”. La frase es de Javier Durá, concejal del PP, partido que ostentaba la Alcaldía cuando se ejecutó un ERE para 260 empleados municipales que, ahora, están a punto de ver concluido su calvario y volverán a sus puestos en el Ayuntamiento. Fue una de las promesas del PSOE la pasada campaña electoral. Ganemos e IU también apoyaron su reincorporación desde el primer momento y Ciudadanos se subió al carro más tarde. Estos cuatro partidos han aprobado que los despedidos de forma improcedente vuelvan antes del 30 de junio de 2016, incluidos los mayores de 59 años que consigan la improcedencia del TSJA.

Los salarios de tramitación, de los meses que transcurrieron entre el despido y hasta que se ejecute la readmisión, se prorratearán en las nóminas, desde enero de 2017 hasta final de 2025, cobrando así el 100%. A excepción de esto último, el resto no es nada nuevo. Es algo que ya había anunciado el gobierno local con anterioridad. “Es un acuerdo justo”, sostiene Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz del grupo municipal de IU. Aunque matiza: “No compartimos el orden que pretenden defender algunos considerando que primero debe estar el Presupuesto de 2016 y el Plan de Ajuste y con lo que nos quede ver cómo incorporar a los trabajadores”.

"Espero que alguno de vosotros no hayáis podido dormir por lo que hicisteis”, dice Santiago Sánchez, de Ganemos, al PP

La abstención del PP se sostiene, según aseguran, en la falta de un informe de la interventora que autorice la reincorporación y que no incumpla el Plan de Ajuste, algo “curioso” para la teniente de alcaldesa de Recursos Humanos, Laura Álvarez, que recuerda que los populares perpetraron un incumplimiento del 101% del anterior, algo que también critican desde IU. “Usted no entiende lo que significa esa palabra”, apunta luego Álvarez. Durá, que critica que han pedido por escrito en varias ocasiones el informe jurídico y no lo han recibido, acusa al gobierno local de “jugar con fuego”.

El sí de Ciudadanos a la propuesta lo sustentan en su intención de fiscalizar la propuesta electoral del PSOE. “Queremos estar pendientes, no nos gustan las promesas incumplidas”, apunta su portavoz, Carlos Pérez. “Cuando me metí en esto me puse como límite poder dormir por las noches, espero que alguno de vosotros no hayáis podido dormir por lo que hicisteis”, señala Santiago Sánchez, portavoz de Ganemos, a la bancada popular. “Claro que hemos seguido durmiendo”, contesta Javier Durá, ya que según el edil popular, en el procedimiento “no se observa indicio de vulneración de derechos fundamentales”.

El acuerdo, presentado por el gobierno local, incluye una enmienda del propio grupo municipal socialista, en la que pide que se traslade al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y al Consejero de Presidencia y de Administración Local y Relaciones Institucionales, Manuel Jiménez Barrios, para que tengan en cuenta la situación del Ayuntamiento de cara a la convocatoria de futuros planes de empleo. Como se sabe, el hecho de tener sentencias en firme declarando la improcedencia de los despidos ejecutados en 2012 hace que el Consistorio no se pueda acoger a planes de empleo, algo que el gobierno local pretende solucionar con los acuerdos transaccionales que suscribirán con los trabajadores, por los que ambas partes se comprometerán a retirar los respectivos recursos.

“El PP intentó dejar muy amarrado que estos trabajadores no tuvieran la posibilidad de volver”, apunta la alcaldesa Mamen Sánchez, que afirma que es posible llegar a un acuerdo y terminar los trámites para la vuelta de los despedidos. “Voy a terminar con una frase –añade–, que no es mía: Los trabajadores han sido readmitidos porque al Ayuntamiento le hace falta y porque su despido fue tremendamente injusto y arbitrario". No, no es suya, es del alcalde de Ayamonte (Huelva), el popular Alberto Fernández, que se encontró con una situación similar. Esto levanta aplausos entre el público, la mayoría afectados por el ERE. El punto acaba y los despedidos se van, entre aplausos, y cánticos navideños. “Ya viene la trama Gürtel…”

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído