El PP gasta más de millón y medio de euros en indemnizar 20 bajas voluntarias en Onda Jerez

Consejo_Adm_Jecomusa-300x211
Consejo_Adm_Jecomusa-300x211

El Partido Popular, al frente del Ayuntamiento, ha instaurado en lo que va de legislatura un nuevo modelo de despido: el de 'Champions', al que incluso muchos trabajadores se han querido acoger, y el de 'tercera regional', previa selección de afectados incluso con criterios "arbitrarios", según el TSJA. El consejo de administración de Jecomusa, la empresa municipal que gestiona Onda Jerez Radio y Televisión, ha revelado esta semana que el gobierno local ha gastado un total de 1,55 millones de euros en abonar en el pasado mes de abril 20 indemnizaciones por otras tantas bajas pactadas de trabajadores de la emisora pública. En término medio, el ERE voluntario en el ente con sede en calle Caballeros ha supuesto un desembolso de un total 77.747 euros de media por cada uno de la veintena de empleados que han dejado la 'casa'. Unas indemnizaciones especialmente jugosas, por encima del límite legal que impone la reforma laboral del propio PP, a razón de 35 días de salario por año trabajado, con un límite de 33 mensualidades, que incluso provocaron que finalmente se 'apuntaran' dos trabajadores más de los 18 inicialmente previstos.Resulta cuando menos llamativo el dato conocido en el consejo de Onda Jerez, en el que también se aprobó que Miguel Perea pase a ser nuevo director de antena, si se confronta con el montante de dinero público que se ha pagado por las indemnizaciones de los 260 despedidos del ERE municipal. Dicho gasto ha alcanzado los 5,3 millones de euros, a una media de 20.384 euros por afectado a razón de 20 días por año trabajado y 12 mensualidades. Comoquiera que finalmente el Tribunal Supremo ha dictado la procedencia del expediente que tramitó el PP en el Ayuntamiento, dichas indemnizaciones se mantendrán en esos mismos términos que en septiembre de 2012 y no aumentarán hasta los 45 días por año como fijó en primera instancia el TSJA tras el juicio en Sevilla.

El Ayuntamiento defiende, en una nota de prensa, que las indemnizaciones de Onda Jerez "está previsto que se amorticen en un solo año, ya que esta cantidad suma la misma cifra que el coste anual de los trabajadores que se han acogido a la medida, por lo tanto, se considera que en período de doce meses, desde que se resolvieron los contratos este dinero esté recuperado". Estas 20 bajas voluntarias, mantienen, han permitido que la plantilla pase de los 74 trabajadores que había en 2013 a un total de 54 trabajadores (49 más 5 fijos discontinuos), reduciéndose el coste anual de la misma en un 1.554.959 euros.

La relación de la alcaldesa, María José García-Pelayo, con la plantilla de Onda Jerez a lo largo de este mandato ha sido de lo más sorprendente, ya que pasó de prometer que no iba a "dejar a nadie tirado en una cuneta" a aprobar un concurso de acreedores que iba aparejado de un ERE para el 60% de una plantilla de casi 80 trabajadores. Tras sucederse las protestas laborales y pese a la firmeza a priori de la decisión, la regidora popular alcanzó un acuerdo in extremis con el comité de empresa y éste logró pactar despidos voluntarios en condiciones más ventajosas y llevar a cabo, como principal medida de ahorro en los costes de personal, un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que recientemente frenó en seco la Junta de Andalucía. Así las cosas, hoy mismo Radio Jerez ha recogido declaraciones de Pelayo en las que asegura que la tele local se mantendrá "pase lo que pase" y avanza nuevas medidas "no traumáticas dentro de la ley y de una línea de rigor".

Así las cosas, el consejo de administración ha vuelto a poner el foco sobre el enorme agujero que representa la cadena municipal para las arcas públicas. Una emisora, además, siempre bajo la lupa y en tela de juicio por su discutida labor de servicio público y su falta de pluralismo político. En el último año, los números rojos de Onda Jerez han vuelto a ser catastróficos y la cadena arrojó unas pérdidas de 3,476 millones de euros frente a los 2,33 millones que se perdieron el año anterior, lo que implica que cada día del año pasado crecieron las pérdidas en más de 9.500 euros. Curiosamente, pese al contexto de crisis generalizada, la cifra de negocios mejoró y, por ejemplo, la explotación publicitaria incrementó sus resultados en un 18% respecto al ejercicio anterior. En total fueron 567.005 euros por este concepto, que se suma a una mejora también en otros ingresos de explotación, los cuales crecieron en 364.611 euros más que en 2012 llegando hasta el millón y medio de euros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído