El gobierno local acepta las mociones de Saldaña en el pleno a pesar de no considerarlo portavoz del PP

La falta de firma de Antonio Montero para que tenga el 100% de los miembros de su grupo impide que el Ayuntamiento acepte la modificación y sigue aún sin cobrar

Antonio Saldaña, en una reunión reciente. FOTO: PP
Antonio Saldaña, en una reunión reciente. FOTO: PP

El gobierno municipal ha decidido aceptar las preguntas y mociones planteadas por el PP y que firma Antonio Saldaña como portavoz, a pesar de que no le considera en tal cargo debido a que alega defectos formales en su nombramiento. Todo esto llega porque Antonio Montero, hasta ahora portavoz de hecho y de derecho del grupo municipal del PP, ha decidido al menos por el momento no firmar su renuncia y consiguiente nombramiento de Saldaña, el que fuera candidato a la alcaldía y que hasta este mes de junio era portavoz del PP en Diputación.

El pleno de este jueves, que será telemático, será la primera vez en la que Saldaña actuará como portavoz de hecho. Pero no de derecho. Es decir, el gobierno municipal dice que si Antonio Montero no acepta, no puede ser ahora Saldaña el representante del grupo municipal. Eso lo extrae de la primera parte del artículo 16 del Reglamento de Ordenación Municipal (ROM):

"Los Grupos Políticos se constituirán mediante escrito que contendrá la denominación de éste y los nombres de todos sus miembros, dirigido a la Presidencia y suscrito por todos sus integrantes, y que se presentará en la Secretaría General del Pleno dentro de los cinco días hábiles siguientes a la constitución de la Corporación", señala esa primera parte del artículo.

El gobierno municipal, en voz de la teniente de alcaldesa Laura Álvarez, ha querido aclarar que "no es un conflicto de Ayuntamiento y PP, sino sobre el cumplimiento de las normas de buena gobernanza. Todos los concejales debemos respetar el reglamento, todos. Ese ROM dice lo que dice, lo que tenemos que respetar. Nos encontramos en el camino a personas que no quieren respetar ese orden, pero para fomentar la participación, aunque les advertimos de que tienen que seguir las normas, vamos a admitir esa participación".

En el PP lo ven totalmente diferente. Alegan que, a pesar de esa primera parte del artículo, la segunda parte les da la razón. "En el mismo escrito de constitución se hará constar la designación, mediante acuerdo de la mayoría de integrantes de dicho Grupo, del Portavoz del Grupo, pudiendo designarse también suplentes", dice ese 16.2 del reglamento. Esto, señalan, les daría la razón. "Para nosotros no hay ningún lío en la presentación" de las cuestiones del pleno. Porque si bien la constitución se suscribe por todos, para el cargo específicamente de portavoz de habla de mayorías. "Las consecuencias que ello tenga, que las expliquen otros, para nosotros no hay ningún lío", reinciden fuentes del PP.

La solución, por el momento, es circunstancial. Esta vez se va a permitir para no dañar al propio pleno, que de seguirse a rajatabla las tesis del Ayuntamiento supondría un tapón a la acción de oposición del PP. Pero igualmente, si el PP soluciona su problemática interna con un acuerdo entre Saldaña y Montero, quedaría totalmente finiquitado el asunto.

Tras el cese de Saldaña en Diputación después de ser pillado triplicando la tasa de alcoholemia permitida, el PP provincial le permitió volver a centrarse en Jerez, tras dar marcha atrás a su petición de que dejara todos los cargos. Así las cosas, el concejal Antonio Montero, que ejercía como portavoz, pidió la reincorporación en su puesto de trabajo en el Obispado, pero decidió no firmar para que Saldaña sea nombrado portavoz, a la vez que él mismo ya ni siquiera cobra del Ayuntamiento.

Saldaña tampoco lo puede hacer hasta que se le nombre portavoz municipal, y tampoco lo hace ya, obviamente, de Diputación al producirse el cese en favor del ex alcalde de San Fernando, José Loaiza, como nuevo líder del grupo provincial en el pleno del ente. Hace escasos días, la delegada del Gobierno en la Junta y peso pesado del PP provincial, Ana Mestre, dejó en el aire la continuidad en las próximas municipales de Saldaña como candidato, al que retiró su apoyo, públicamente por vez primera tras el suceso que protagonizó. Esto genera un impasse político, toda vez que sigue mandando en Jerez pero con una influencia puesta en cuestión y reducida por altas instancias del partido, lo cual dificulta que la situación se resuelva.

Sobre el autor:

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído