El Ayuntamiento pone en marcha un plan para habilitar escenarios y llevar a cabo acciones para promover la lectura, la escritura y la cultura a los barrios.

La sonrisa ya se le supone a esta ciudad que pretende convertirse en la que, además de sonreír, también lee. Esa es la intención del Ayuntamiento, que ha elevado este propósito a un Plan Lector Municipal convencido de que la administración más cercana al ciudadano tiene la capacidad de movilizar a la ciudadanía para un objetivo común de interés cívico. Impulsar la lectura y la escritura desde lo público era además una demanda ciudadana ya recogida en el Plan Director de Cultura, que aglutina las propuestas realizadas por los distintos agentes culturales de la ciudad mediante un proceso de evaluación, organización y sistematización en el que han participado los integrantes de la mesa de las letras, así como los técnicos de la Delegación Municipal de Cultura.

El objetivo principal de este Plan Lector Municipal va encaminado a disponer las acciones y los escenarios para promover la lectura y la escritura como prácticas para la formación, el esparcimiento, el acceso a la información y el aprendizaje de una cultura escrita, a través de los cuales se potencia en la comunidad el ejercicio de una ciudadanía solidaria, crítica y participativa que contribuye a la mejora de la calidad de vida, tal como explicó la delegada de Cultura, Eva Tubío.

Cinco son los hitos que se pretenden conseguir con esta iniciativa: elevar los niveles de lectura en la ciudad, proporcionando oportunidades de acceso a la lectura y la escritura, como una manera de generar desarrollo social; potenciar el uso de las bibliotecas municipales como espacios acogedores e innovadores que  propicien el encuentro social y el conocimiento, concienciando a la población de que las bibliotecas son, además de lugares para el estudio, centros de información y lugares de ocio; emplear el uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación como recurso didáctico y educativo; conquistar nuevos espacios de la ciudad para promover la lectura y la escritura en lugares no convencionales; y dar a conocer la literatura gaditana a través de los textos, los autores locales, los editores y las librerías de la ciudad. El Plan está dirigido a toda la población pero, no obstante y partiendo de que no todos los ciudadanos tienen las mismas necesidades, establece prioridades y definirá sectores y perfiles ciudadanos: pequeños y jóvenes, personas mayores, inmigrantes y medidores de lectura, que son maestros, profesores o bibliotecarios.

La delegación de Cultura ya, desde el mes de abril, viene ofreciendo una serie de actividades en la Red de Bibliotecas Municipales que se integran también en este Plan, como las redes sociales en las bibliotecas para que faciliten la información, la visibilidad y la comunicación con los lectores (Facebook y Twitter); los clubes de lectura, para distintos colectivos y edades en las Bibliotecas Municipales; certámenes de fomento de la lectura, como El Lector del Mes; el cuenta cuentos intergeneracionales y talleres relacionados con la lectura en las bibliotecas de Santa María y la Viña; y la exposición de El Libro del Mes en la biblioteca José Celestino Mutis, para acercar a los ciudadanos a los tesoros del patrimonio bibliográfico municipal. A todo ello, Tubío ha sumado que se va a ampliar el horario de la biblioteca Adolfo Suárez durante los periodos de exámenes para los estudiantes. Y también se va a potenciar encuentros con autores locales en esa misma biblioteca, “como respuesta a la demanda ciudadana de llevar la cultura a barrios de la ciudad desatendidos desde el punto de vista cultural”. De hecho, hoy a partir de las 19:30 horas, se celebrará el segundo encuentro, con la autora Rosario Troncoso.

Escribir en la playa

Otra de las actividades que llevará a cabo la Delegación de Cultura es el Taller Letras de Verano, orientada al público infantil y juvenil y que se celebrará en el Baluarte del Orejón (que próximamente pasará a denominarse Espacio Literario Fernando Quiñones, como ha resaltado la concejala) durante los meses de julio y agosto. Estos talleres de escritura creativa correrán a cargo de Carmen Romero, David Monthiel, José Manuel Jaen y Beatriz Aragón, y comenzarán el próximo 3 de julio, de 10:30 a 12:30 horas. Están dirigidos a menores de entre 10 y 14 años. Son gratuitos, y en el mes de julio serán impartidos por Carmen Moreno y José Manuel Jaén, mienstras que en agosto estarán al frente Beatriz Aragón y David Monthiel.

Dos de los participantes, Carmen Moreno y David Monthiel han aplaudido esta iniciativa con la que se pretende, fundamentalmente, “fomentar la lectura y la escritura”, como ha apuntado Monthiel. Y ello, a través de la diversión, “porque para que los niños escriban es necesario que se diviertan”, ha defendido Moreno. Ambos escritores han resaltado el “maravilloso” emplazamiento en el que se van a desarrollar estos talleres, en el Baluarte del Orejón (futuro Espacio Literario Fernando Quiñones), junto a la playa de La Caleta. “Así los niños podrán pisar la arena y escribirla”, ha expresado Moreno. Y han recordado que los niños son los futuros lectores y los futuros usuarios de las bibliotecas. 

Sobre el autor:

Vanessa Perondi

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído