La lluvia en Semana Santa: mucha agua pero escasos daños en los pasos

Los chaparrones del lunes y martes santos no han dejado secuelas importantes en el patrimonio, según los hermanos mayores afectados

La Hermandad de Amor y Sacrificio,  el Lunes Santo, con un capote para proteger de la lluvia a la Virgen.
La Hermandad de Amor y Sacrificio, el Lunes Santo, con un capote para proteger de la lluvia a la Virgen. MANU GARCÍA

Las consecuencias para las hermandades que se mojaron el lunes y martes santos han sido mínimas, según han puesto de manifiesto los hermanos mayores de las cofradías que se vieron afectadas, evidentemente percances referidos al patrimonio. Cuestión aparte es el mal sabor de boca que dejó una jornada en la que nunca pensaron que llovería, sobre todo la gran mojada por el tremendo chaparrón que cayó el Lunes Santo.

Más allá del daño en lo material, está el humano. Los nazarenos que se empaparon, a juicio de estos hermanos mayores, mostraron una gran disciplina y entrega a lo que fueron mandando desde las diputaciones de gobierno en las calles y en los templos donde se refugiaron.  Ese mal sabor se atenuó algo con los regresos el domingo posterior de las que se refugiaron; como un desquite, volvieron a sus casas intentó nado recuperar algo del ambiente que perdieron en su día.

El Señor de las Misericordias por calle Visitación a paso de lluvia.   MANU GARCÍA
El Señor de las Misericordias por calle Visitación a paso de lluvia.   MANU GARCÍA

El hermano mayor de La Paz, Jesús Caro, cuenta que los daños son “nada serio en los pasos”, reconoce que en el dorado “han salido marcas al oro pero se pueden quitar”. Recordar que esta hermandad estrenaba parte del dorado del canasto. Este paso de misterio tuvo un percance en Carrera Oficial al chocar contra un palco, desprendiéndose una moldura de los respiraderos: “Se reparó porque no se partió; solo se abrió por el ensamble”. En cuanto al palio, no han encontrado daños. El hecho de no estar bordado ha ayudado ya que solo "el terciopelo estaba empapado y ha habido que dejarlo secar sin tocarlo”.

Manuel Martínez Pina, hermano mayor de La Candelaria, informa que, a priori, “no ha habido daño ni en imágenes ni pasos ni en enseres”, aunque matiza que “estamos esperando la evaluación de los expertos y cuando tengamos el informe se dará a conocer a los hermanos”. Paco Zurita, hermano mayor del Desconsuelo, señala que no han registrado daños: “El palio no llego a mojarse”, se refugió en Santo Domingo. “El paso del Señor fue secado por Daniel Sánchez, hermano y nuestro restaurador que iba en el cortejo y está impecable. Este profesional lo secó en la Catedral, siempre con su mano experta”. No obstante, Zurita rechaza las críticas que ha recibido desde algún sector de la hermandad por haber salido: “No cabe esa actitud porque si se echa la mirada atrás han habido otras semanas santas y otros eventos, como la extraordinaria 300 años, que llovió y se salió pese amenaza real de lluvia”.

Los Judíos de San Mateos se refugió en la Catedral.   MANU GARCÍA
Los Judíos de San Mateos se refugió en la Catedral.   MANU GARCÍA

El hermano mayor del Cristo del Amor, Juan Luis León, hermandad que apenas si se mojó, cuenta que el paso se secó en la misma Catedral. Damián López-Cepero, también descarta daños en los enseres, pasos e imágenes, del mismo modo que el hermano mayor de La Sed, Daniel Muñoz.

Cortejo del Cristo del Amor antes de que empezaran las prisas por la lluvia.    MANU GARCÍA
Cortejo del Cristo del Amor antes de que empezaran las prisas por la lluvia.    ESTEBAN

 

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído