Vox no quiere aplausos sanitarios a las ocho de la tarde ni confinamiento

La formación ultraderechista ha llevado el confinamiento al Tribunal Constitucional, al que califica de "arresto domiciliario"

EHuAOmw1Ldr_DACa

La formación ultraderechista Vox, tercera fuerza política del país, ha votado reiteradamente en contra de las prórrogas del estado de alarma y algunas de sus voces insinúan que las muertes en España por el coronavirus son un genocidio. Su propuesta económica es que el Estado pague todos los salarios de todos los trabajadores confinados durante los próximos meses. Y la diputada y portavoz Macarena Olona habla de la situación actual como "arresto domiciliario", mientras que el ex falangista Jorge Buxadé, eurodiputado, lo califica como "confinamiento forzoso". No hay que olvidar que sólo dos días después de decretarse el estado de alarma, pidió que se abrieran los negocios como "mercerías".

Asimismo, el partido lleva semanas promoviendo las llamadas caceroladas, que exceptuando algunos barrios y urbanizaciones, apenas hacen sombra a los aplausos sanitarios mayoritarios de la sociedad española, en reconocimiento a la labor de los profesionales que hacen frente al coronavirus. Ahora, quiere que no se den más estos homenajes transversales en el que personas de toda ideología se unen para apoyar al colectivo que con más valentía afronta esta pandemia, la mayor crisis en Occidente desde la Segunda Guerra Mundial. Así lo decía en sus redes el eurodiputado Hermann Tertsch.

https://twitter.com/hermanntertsch/status/1254377813861445633

Buxadé, asimismo, ha indicado que el Gobierno ha actuado irresponsablemente en la manera en que ha comunicado la pandemia. Pero su error está, según indica, en que primero dijeron que no se podía salir y que el domingo se pudiera salir a pasear con los hijos. Por eso, ha citado el libro 1984 de George Orwell, una distopía sobre control el Gobierno, cuyo autor era abiertamente antifranquista y luchó por la II República.

Asimismo, Espinosa de los Monteros, uno de los rostros visibles de Vox, asegura que el estado de alarma debe estar para quitar competencias a las comunidades autónomas, pero no para poner en marcha un confinamiento. Señala que debiera ser un estado de sitio, que permite conculcar más derechos aún. Sin embargo, el artículo 4 de la ley que regula el Estado de Alarma -previa a este confinamiento,  habla específicamente de "Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves".

[video width="1280" height="720" mp4="https://www.lavozdelsur.es/uploads/static/lavozdelsur/uploads/2020/04/EHuAOmw1Ldr_DACa.mp4"][/video]

Sin embargo, el estado de sitio queda regulado en la misma ley (artículo 32) para casos de "una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España, su integridad territorial o el ordenamiento constitucional, que no pueda resolverse por otros medios". De hecho, el estado de alarma habla específicamente de "limitar la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados, o condicionarlas al cumplimiento de ciertos requisitos", por lo que no sería necesario ni conveniente legalmente endurecer aún mas los condiciones de un confinamiento que, en realidad, Vox no quiere.

Estos son los argumentos que usa Vox para llevar la situación al Tribunal Constitucional, y por lo que insinúa que el poder de Pedro Sánchez es ilegítimo en estos momentos, tildándolo también de genocida e irresponsable económico. Por eso, Vox no quiere aplausos sanitarios, sino caceroladas. Y como se puede comprobar en eltorotv, el nuevo Intereconomía, sus voceros quieren acabar con el estado de alarma para no destrozar el sector productivo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído