PSOE y Cs en Jerez, la posibilidad de un pacto de gobierno

El gobierno de Mamen Sánchez se ha topado más de cinco años después con la dura realidad de que gobierna en minoría. Cs quiere más visibilidad y peso político. Reeditar los pactos que ya suman ambos partidos en ayuntamientos de la provincia como San Fernando o Sanlúcar cada vez suena con más fuerza en Jerez

Mamen Sánchez y Juan Marín, en el Ayuntamiento de Jerez, a finales de noviembre del año pasado.
Mamen Sánchez y Juan Marín, en el Ayuntamiento de Jerez, a finales de noviembre del año pasado.

El gobierno local del PSOE tiene sobre la mesa la posibilidad de un acuerdo político para la segunda mitad del mandato con Ciudadanos, según ha podido saber lavozdelsur.es. Entre el ejecutivo socialista y esta formación ha habido acercamientos en los últimos meses, pero la idea de que cristalice esta relación política ha empezado a cobrar fuerza a partir de las últimas semanas. El propio Juan Marín, líder andaluz de los naranjas se lo dejó caer medio en serio, medio en broma, según aseguran fuentes municipales a este medio, a la propia alcaldesa Mamen Sánchez a finales del año pasado, pero no ha sido hasta ahora cuando se puede estar en disposición desde el ejecutivo local socialista de agarrar el guante.

La pasada semana el gobierno local fue plenamente consciente —a veces estas cosas se olvidan— de que gestiona en minoría. El bloqueo de la oposición impidió una modificación de crédito de unos 3 millones para obras en la ciudad y ese revés fue un severo toque de atención de que algo hay que cambiar si quiere llegarse a las municipales de 2023 con cierta tranquilidad. Antes de eso, ya el portavoz de Adelante, Raúl Ruiz-Berdejo (IU), anunció la ruptura con el gobierno local a raíz del traspaso temporal de las competencias de la gestión y explotación del agua en Torrecera a la concesionaria municipal, Aquajerez, una postura que no parece que a corto plazo pueda reconsiderarse.

En toda esta cronología de acontecimientos, hace solo unos días el portavoz municipal de Cs, Manuel Méndez, se ofrecía en nombre de su formación a apoyar cuanto antes unos presupuestos municipales para 2021, claves para la reconstrucción social y económica por la pandemia. Eso sí, advertía, “sin cheques en blanco”. “Ellos se han ofrecido a ayudar, a que se puedan seguir sacando cosas y a hablar. Y nosotros hemos dicho que estamos dispuestos como siempre a hablar para seguir sacando cosas para la ciudad. Ahora mismo no hay más”, aseguran fuentes del ejecutivo socialista a lavozdelsur.es. El matiz de “ahora mismo” puede virar en los próximos días o semanas, ya que aunque el movimiento político suena complejo, no sería imposible.

"Ellos se han ofrecido a ayudar, a que se puedan seguir sacando cosas y a hablar. Y nosotros hemos dicho que estamos dispuestos"

No hay que olvidar que PSOE y Cs ya gobiernan juntos en otros ayuntamientos importantes de la provincia como San Fernando o Sanlúcar. Puede que de todo esto hayan hablado este jueves, durante su encuentro en Diputación de Cádiz, la presidenta y secretaria general del PSOE, Irene García, y el propio Juan Marín, que ha girado visita institucional en su calidad de vicepresidente de la Junta a la institución provincial. El acuerdo político en Jerez, una ciudad clave en la provincia por peso y población, "vendría bien a ambas partes", aseguran las mismas fuentes. 

Por una parte, el gobierno local se garantizaría los 14 concejales —con los 4 concejales de Cs— que son necesarios para la mayoría absoluta en el pleno —antes de 2023 hay que sacar adelante otros presupuestos sí o sí—, y de forma paralela, Cs obtendría una visibilidad en Jerez que difícilmente puede lograr en un rincón de los improvisados plenos en tiempos de covid y una visibilidad, sobre todo, que le ayudaría, viendo el derrumbe del partido en todos los frentes, a garantizar ciertas plazas municipales. El PSOE ha acumulado algo más de cinco años de gobierno en minoría relativamente cómodo porque, aun en los peores momentos —la fallida readmisión de los despedidos por el ERE municipal del PP—, los grupos a su izquierda siempre estuvieron allí. Fue más el fuego amigo el que puso en peligro su sillón en la Alcaldía —si alguna vez estuvo en peligro— que las relaciones con los socios a la izquierda del PSOE. El escenario actual es bien diferente.

Con un Ganemos con un único concejal y una coalición de izquierdas que hace aguas bajo la marca en descomposición Adelante, ahora los socialistas parecen dispuestos a explorar otra alternativa que le lleve hasta la orilla de 2023 sin ahogamiento previo. Saldaña se frota las manos ante el escenario que dejó el pleno la pasada semana y solo un golpe brusco de timón como el que se empieza a fraguar le bajaría los humos, después de que él mismo haya expiado sus pecados en el último año y empiece a sacar la cabeza. A la izquierda, complicado. "Ha habido un periplo para no dormir", exponen las mismas fuentes. Cuentan que en otoño pasado Raúl Ruiz-Berdejo estuvo a punto de acceder al gobierno local, a la espera de que la coalición se rompiera con la salida de los anticapitalistas de Adelante —en este caso, Ángel Cardiel—, pero "aquello no sucedió y, de momento, tienen que seguir conviviendo".

Para colmo, la sentencia judicial que obliga, a raíz de la denuncia de Saldaña, a despedir a los asesores 'extra' que el gobierno socialista concedió en el verano de 2019 a Cs y Adelante no ha facilitado las cosas. Según la ley, han confirmado fuentes municipales, el Ayuntamiento solo puede afrontar este tipo de nombramientos en el pleno de constitución de la Corporación, donde se fijan entre otras cosas los sueldos y el personal eventual de confianza, aunque también puede rectificar o modificar estos nombramientos cuando da luz verde a unos nuevos presupuestos municipales. Pactar con Cs, aunque fuese bajo un acuerdo de mínimos, parece que empieza a ser una seria posibilidad para un ejecutivo de Mamen Sánchez que tiene claro que en los dos próximos años debe dar un vuelco a la ciudad, que en estos cinco años largos básicamente ha vivido en el más de lo mismo y en una mínima mejora de los servicios públicos. La lista del paro ya roza otra vez los 34.000 desempleados y las perspectivas, a menos que haya un gobierno fuerte y estable, no son muy halagüeñas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído