Moreno asume su minoría tras el bloqueo de Vox y busca acercarse al PSOE que resulte de las primarias

El presidente de la Junta, tras el rechazo de Vox a dos leyes clave en la misma jornada, busca salvar los muebles y evitar el adelanto electoral en Andalucía: "Estamos trabajando solos"

Moreno, durante la sesión de control al Gobierno, este jueves en el Parlamento. JUNTA
Moreno, durante la sesión de control al Gobierno, este jueves en el Parlamento. JUNTA

De repente, llega el día en que estás más solo de lo que creías o hacías ver. Quienes te sujetaban en el Gobierno andaluz tras la carambola de diciembre 2018 te han dicho que hasta aquí, y ahora toca salvar los muebles para no ir al adelanto electoral, que puede ser tan rentable políticamente como arriesgado. Los amagos de ruptura del socio externo en los últimos meses eran vistos con cierto desdén por parte del PP andaluz, sabedor de que tenía la sartén presupuestaria por el mango —con prorrogar las cuentas de este año agotaremos la legislatura, pensaban—.

El problema llega cuando en un mismo pleno se comprueba que, efectivamente, para hacer cambios se necesita una mayoría absoluta en la Cámara autonómica. Este pasado miércoles Vox ha dado dos estocazos que habrá que ver si no son mortales de necesidad al Ejecutivo de PP y Cs, y acaban en adelanto electoral. Tumbar la reforma de la Ley de Salud Pública —necesaria para dominar lo que resta de pandemia— y, especialmente, la nueva Ley del Suelo ha dejado a Juan Manuel Moreno Bonilla contra las cuerdas.

Este jueves, en sesión de control al Gobierno autonómico, ha virado su estrategia y ha optado por buscar complicidades a la izquierda del arco parlamentario. Eso sí, visiblemente a la desesperada. “Espero y confío en, una vez que pasen unas semanas y el PSOE-A celebre sus primarias (previstas para el 13 de junio en primera vuelta), poder colaborar (con ese partido) y sacar adelante algún que otro proyecto interesante para el conjunto de Andalucía”. Es decir, Moreno no solo estaba “secuestrado” por Vox, como le han recordado desde la oposición, sino que no le ha quedado más remedio que hacer caso a la instancia que le cursó el pasado domingo Santiago Abascal ante San Telmo: “Ahora, busque apoyos en el PSOE”.

De lograr ese apoyo, ha implorado el presidente y líder del PP andaluz, “sería la mejor manifestación de que el PSOE está estable y no está entretenido en otras cosas”. Susana Díaz, que ha tenido que abandonar el pleno al sentirse indispuesta, ni ha contestado. Ha sido, en su lugar, José Fiscal quien ha ejercido de portavoz del principal grupo de la oposición, recordando que ya los socialistas dieron este pasado miércoles "una lección" al Gobierno de PP-A y Cs de oposición "responsable", al haber contribuido a que saliera adelante el decreto de ayudas a las entidades locales autónomas (ELA), y ha subrayado que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ya sabe que los socialistas "apoyaríamos" la tramitación por lectura única de la reforma de la Ley de Salud Pública que quiere el Ejecutivo para cerrar perimetralmente municipios con alta incidencia de coronavirus sin necesidad de contar con un aval judicial sin estar en vigor el estado de alarma.

"No vamos a tragar con ruedas de molino; vendió su alma a la ultraderecha para ser investido"

"Esto es ser una oposición responsable, pero no vamos a tragar con ruedas de molino", ha sostenido el portavoz socialista, que ha apremiado al presidente de la Junta a que "abandone la prepotencia”. En paralelo, ha sostenido que Moreno "vendió su alma a la ultraderecha hace dos años y medio" para ser investido presidente de la Junta y "ahora se lo están cobrando" desde Vox. “El Gobierno andaluz se está resintiendo y quemando, mientras Moreno Bonilla está dedicado a liderar la confrontación con el Gobierno de España”, ha añadido Fiscal, que ha afirmado que "Moreno gobierna pero no manda; tiene un gobierno débil, que tiene las manos atadas por la extrema derecha, con independencia de lo que dure", y ha preguntado al presidente si "el modelo andaluz" del que presumen es "el de un gobierno incapaz, que no puede sacar nada adelante, ni leyes ni medidas, en el peor momento”.

Moreno le ha replicando indicándole que "hay términos que debería cuidar a la hora de expresarse", y al respecto le ha reprochado que le diga que está "entretenido" en cuestiones ajenas a la pandemia cuando el Gobierno que él preside "se ha dejado el alma para luchar contra la pandemia, con sus aciertos y sus errores", pero en la pasada legislatura hubo "dos años tirados a la basura" por "las primarias del PSOE" de 2017 a las que concurrió Susana Díaz para optar a la Secretaría General del partido.

"¿Cuánto tiempo llevamos ya con la crisis del PSOE?, ¿eso no es un entretenimiento?", le ha preguntado Moreno al portavoz socialista, al que ha pedido que sea "prudente", y ante el que ha reivindicado que su gobierno ha estado "trabajando" y ha "intentado tener el apoyo del PSOE, pero a veces hemos llamado a la puerta y no había nadie", y "ha habido reuniones importantes donde no se ha acudido" por parte de dicho partido. Moreno ha defendido que por parte de su Ejecutivo han "hecho todo lo que está en nuestra mano para que el PSOE apoyara, en el peor momento de Andalucía", al Ejecutivo de PP y Cs, pero "el PSOE no ha estado en ello ni ha tenido voluntad".

"No sabemos si después del 13 de junio esto cambiará", ha agregado el presidente de la Junta aludiendo a la fecha de la votación de las primarias del PSOE-A para elegir candidato de cara a las próximas elecciones autonómicas, y antes de indicar que espera que los socialistas "piensen que lo que es bueno para Andalucía es bueno para su proyecto político", y "no le va a restar ningún voto apoyar al Gobierno de Andalucía", e incluso "probablemente amplíen su base social y reconocimiento social", ha añadido.

El presidente ha remarcado que por parte del Gobierno andaluz tienen "las puertas abiertas" y están "dispuestos a sacar adelante reformas que necesita Andalucía" como la de Impulso a la Sostenibilidad del Territorio que este miércoles no superó el debate de totalidad en el Pleno, "pero si nos encontramos con el 'no por el no' siempre por respuesta difícilmente nos vamos a encontrar", ha advertido.

La "verdadera realidad" de la gestión de la pandemia en Andalucía

Fiscal, que ha dicho que Moreno va "dando consejos como si fuera un párroco de pueblo”, ha criticado que "está jugando al despiste de la verdadera realidad de Andalucía y su gestión de la pandemia", en la que "Madrid, País Vasco y Aragón son las únicas comunidades autónomas con peores datos que Andalucía”. Tras alertar además de que "las cuatro provincias españolas más afectadas por coronavirus son andaluzas —Huelva, Granada, Jaén y Sevilla—“, el portavoz socialista ha preguntado al presidente "a quién está beneficiando cuando es imposible acudir al médico; qué le impide abonar a los profesionales sanitarios el complemento retributivo, de justicia y aprobado por el Parlamento, a qué está dedicando los 2.000 millones del Gobierno" que, según ha insistido, han llegado a Andalucía en esta crisis.

Igualmente, Fiscal ha criticado que el Gobierno andaluz "no tiene planificación económica en Andalucía y ha empeorado todos los indicadores desde que gobiernan", ya que, "en 2018, con el gobierno socialista, Andalucía creció un 2,8%, se crearon 120.000 empleos y el paro bajó un 13%", mientras que, "en 2019, con su gobierno y sin pandemia, Andalucía creció sólo el 2,1%, siete décimas menos, el empleo creció la mitad y el paro se redujo sólo un 1,3%, 12 puntos menos que el año anterior".

Moreno ha respondido afirmando que, "en términos de prepotencia", en el Grupo Socialista "tienen el récord", y ha lamentado que "el problema" que tiene el actual Ejecutivo "es que no tenemos oposición" en un momento en el que "sería positivo tener una responsable y constructiva con la que poder negociar y sacar adelante muchas medidas".

En esa línea, el presidente ha reconocido que en la Junta están "trabajando solos", y ha augurado que, "cuando pase el tiempo, muchos ciudadanos de Andalucía, incluso votantes socialistas, preguntarán dónde estuvo el PSOE durante la pandemia de covid en Andalucía”.

En otro momento, el jefe del Ejecutivo andaluz ha insistido en su idea de agotar la legislatura, cueste lo que cueste: “Queda año y medio, tiempo habrá para coger las bocinas, los micrófonos y los carteles electorales y ya decidirán los andaluces, que lo que ahora quieren es que se pase página a la peor crisis de Andalucía en términos sanitarios y económicos. Esa debe ser la prioridad”. Por si las moscas, ha pedido a Vox que "siga la línea de utilidad que ha tenido y que ha sido netamente positiva", teniendo en cuenta que "salirse de ese ámbito solo augura cosas nada buenas, pero cada uno en sus decisiones tendrá que ver sus responsabilidades".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

JOSÉ M. Hace 9 días
He leído su artículo. Por favor, debería revisar la ortografía antes de su publicación. Atentamente.
Ahora en portada
Lo más leído