La Junta extingue la Fundación Audiovisual Pública Andaluza y recoloca a sus cinco empleados en la RTVA

La coalición de PP y Cs avanza lentamente en el cierre de los entes instrumentales que exigían sus distintos acuerdos con Vox, aunque sin despidos como también demanda la ultraderecha

Moreno Bonilla, este martes, entre Aguirre e Imbroda.
Moreno Bonilla, este martes, entre Aguirre e Imbroda.

El Gobierno andaluz comienza a liquidar entes de lo que llama “administración paralela” tras los resultados de las auditorías realizadas por empresas privadas y hechas públicas durante este verano, tal y como exigían los diferentes acuerdos firmados con Vox. En esta ocasión, el órgano liquidado ha sido la Fundación Audiovisual Pública Andaluza.

Esta fundación dependía presupuestariamente de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) y estaba adscrita a la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, que dirige Elías Bendodo. El presupuesto en 2020 era de 455.000 euros y, en su mayoría, correspondía a las aportaciones de la RTVA. Ya en 2021, cuando entró en proceso de liquidación, se redujo a poco más de 200.000 euros.

Según los estatutos de la entidad, la función de la Fundación Audiovisual Pública Andaluza (AVA) era “el fomento del sector audiovisual y del cine en Andalucía y la formación continuada de los profesionales andaluces de dicho medio”. Desde la Junta de Andalucía entienden que esto lo puede llevar a cabo de manera autónoma y exclusiva la propia RTVA y, por ello, esta fundación provocaba duplicidades. Un ente “innecesario”, en palabras de Elías Bendodo.

La Fundación AVA contaba con cinco trabajadores en la actualidad que serán, todos ellos, recolocados en la propia Radio y Televisión de Andalucía para continuar con sus labores. Según ha informado la Junta de Andalucía, más de 300.000 euros de los 455.000 que conformaban el presupuesto del organismo, iban destinado al capítulo 1 de personal, “algo que demuestra que era absolutamente prescindible”, según el portavoz de la Junta de Andalucía.

El Gobierno andaluz defiende que “el gasto social, las políticas de vivienda, la mejora de las infraestructuras y las bajadas de impuestos tiene que venir acompañado de la racionalización del sector público”. Esta racionalización tendrá que ser concreta para mantener el apoyo de Vox. La formación de ultraderecha ya advirtió hace unas semanas de que no iba a aceptar fusiones como la ocurrida con la nueva Agencia Trade.

Por lo que se ha podido entrever en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, este no será el último organismo instrumental que se suprimirá en la legislatura, aunque, en todo caso, dependerá de la consejería a la que cada ente esté adscrito. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha explicado que todos los consejeros tienen a su disposición las auditorías y que irán tomando decisiones “en base a sus criterios” y ha descrito los informes como un camino que se marca “y puede matizarse o no”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído