La Junta fusiona otras cinco agencias sanitarias: más de 9.500 empleados públicos en el aire

Previsiblemente, se mantendrán dentro de la administración como sucediera en las integraciones ya emprendidas por el Ejecutivo autonómico para reorganizar el sector instrumental

Sindicatos llaman a la movilización el 19F en Andalucía. Imagen de archivo de una manifestación por la sanidad pública andaluza.
Sindicatos llaman a la movilización el 19F en Andalucía. Imagen de archivo de una manifestación por la sanidad pública andaluza. LAVOZDELSUR.ES

El Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos sigue dando pasos para cumplir lo firmado con Vox en los diferentes acuerdos a lo largo de la legislatura respecto a los entes instrumentales. Esta vez ha sido el turno de cinco agencias sanitarias, Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Poniente de Almería, la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir y la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir, que pasarán a integrarse en el Servicio Andaluz de Salud.

Según los datos que ha ofrecido el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, esta fusión afectará a 9.547 trabajadores. No se ha concretado qué ocurrirá con ellos, aunque en otras actuaciones similares, la Junta de Andalucía ha optado por integrar a todos los trabajadores en el ente dependiente o en el de nueva creación. Esto ha ocurrido tanto en la recién creada Agencia TRADE o en la extinción hace unas semanas de la Fundación Audiovisual Pública Andaluza donde los cinco trabajadores pasaron a formar parte de la RTVA. Es de prever que los profesionales de estas agencias pasen a formar parte del SAS ya que, como advirtió el vicepresidente Juan Marín durante el anuncio de las auditorías, “los trabajadores tienen derechos adquiridos”.

Todos estos pasos son parte del plan del Gobierno para “adaptar las estructuras organizativas existentes a las nuevas exigencias sociales y a las demandas de la ciudadanía” de lo que han denominado “administración paralela”. Una serie de entes instrumentales creados durante los gobiernos socialistas con el objetivo de “enchufar” a distintas personas. De hecho, una de las frases recurrentes de Juan Marín es que en la Junta de Andalucía “ya no se entra a trabajar con el carnet del partido de turno”.

En este caso concreto, las auditorías externas encargadas por la Junta de Andalucía hablaban de “la necesidad de homogeneizar su naturaleza jurídica con la del SAS”. Para Elías Bendodo, portavoz del Gobierno, esto “es importante porque se integra en la gran estructura del SAS”. Con esto, Bendodo se refería a que “habrá más recursos” porque “el SAS es el que presta todos los servicios”. Desde el Gobierno creen que esta actuación será beneficiosa porque va a facilitar el funcionamiento de la administración, “antes solo podía ser contratado personal de la agencia concreta para un determinado servicio” ha afirmado el portavoz.

Falta por ver si este paso será suficiente para contentar las exigencias de Vox en lo referente a los entes instrumentales. El partido de ultraderecha ya puso trabas para la fusión de la Agencia Trade en el Parlamento de Andalucía y obligó al Ejecutivo a volver a llevarla a la Cámara para determinar su forma definitiva. En esa ocasión Vox manifestó que este tipo de actuaciones “no reducían el tinglado socialista” y acusó al Gobierno de “falta de voluntad política” para la supresión de estos entes.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído