La Junta 'coló' a 26 invitados en el Circuito de Jerez por el MotoGP: "El protocolo no permitía familiares, parejas..."

Malestar municipal con Dorna que entregó el mismo premio a Juan Marín que la alcaldesa, pero sin intervención pública y en 'prime time', el domingo en la parrilla de salida de la prueba de MotoGP

Cargos de la Junta paseándose por el 'paddock' este pasado domingo durante el MotoGP en el Circuito de Jerez.
Cargos de la Junta paseándose por el 'paddock' este pasado domingo durante el MotoGP en el Circuito de Jerez.

Malestar del gobierno municipal de Jerez por la "encerrona" de Dorna a la alcaldesa, Mamen Sánchez, en el último Gran Premio de España de Motociclismo, celebrado el pasado fin de semana en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto, y por el "descaro" de la Junta de Andalucía a la hora de saltarse a la torera el protocolo para un evento, por segundo año consecutivo sin público en las gradas, en el que consiguió colar a un total de 26 invitados. "Lo de menos eran cargos políticos, apenas Juan Marín (vicepresidente y responsable de Turismo en la Junta), la delegada territorial de Turismo, María Jesús Herencia, y Ana Mestre (delegada del Gobierno andaluz en Cádiz", confirman fuentes municipales a lavozdelsur.es, que aseguran que "entraron familiares, hijos de cargos y hasta parejas". 

A diferencia de otros años, donde las mezzaninas del trazado jerezano han estado hasta arriba de comida y bebida, las mismas fuentes confirman que en esta edición no ha habido ágapa, pero pese al estricto protocolo de Dorna, promotora de la prueba deportiva de impacto internacional, "se han saltado la prohibición de acudir en número innecesario a las instalaciones". "Se pasearon por donde quisieron, mientras que el Ayuntamiento, atendiendo al protocolo, solo tuvo representación en la figura de la alcaldesa, la vicepresidenta de Cirjesa, Laura Álvarez, el delegado de Seguridad, Rubén Pérez, y el delegado de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, todos de una manera o de otra relacionados con la organización del evento", aseguran

El relato de la intrahistoria es muy diferente a lo que hasta ahora ha trascendido públicamente: la imagen viral de la intervención de la alcaldesa en espanglish, cuando recibió un premio a manos de Dorna y la IRTA que distingue a Jerez como, pese a la pandemia, el mejor circuito del pasado 2020.

En este sentido, el gobierno local está también muy molesto pues, aunque se ha querido dar imagen de anécdota, el incidente de la regidora socialista fue en realidad, sostienen, "una encerrona". "La avisaron de que tenía que ir en la tarde del sábado a recibir un premio, estaba previsto en un despacho y luego la pasan, con pilotos, a la sala de prensa, no es que tuviera preparado nada, es que en teoría no había intervención". El remate de esta jugada fue que el vicepresidente Marín recibió el mismo premio, siempre según estas fuentes, al día siguiente y en prime time, en la parilla de salida justo antes de que ardiera la parrilla de salida en la prueba de MotoGP. Marín, obviamente, no tuvo que intervenir públicamente, pero sí recibió los flashes en el cénit de la cita deportiva. "Estuvo claro que la Junta quería separarse de la entrega a la alcaldesa, pero ha sido muy denigrante el trato".

"Se ha evidenciado degradación y un importante toque machista en el trato a la primera autoridad municipal, un Ayuntamiento que, a través de sus acciones mayoritarias en Cirjesa —la empresa que gestiona y explota el trazado— se ha llevado décadas costeando el Mundial de Motos sin apoyo alguno". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído