El exalcalde Luis Salvador se queda fuera del nuevo gobierno de Granada, pero sí entra el concejal que le fue 'fiel'

La duda a despejar sigue siendo si hubo acuerdo previo entre el alcalde que dimitió y los socialistas. La situación política en la que queda Luis Salvador hace entender que no

El exalcalde Luis Salvador se queda fuera del nuevo gobierno de Granada, pero sí entra el concejal que le fue 'fiel'
El exalcalde Luis Salvador se queda fuera del nuevo gobierno de Granada, pero sí entra el concejal que le fue 'fiel'

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada, que encabeza Francisco Cuenca (PSOE) desde la dimisión de Luis Salvador, contará con José Antonio Huertas, al que Cs ha suspendido de militancia tras apoyar la investidura del regidor socialista, como concejal de Hacienda, Deportes e Informática. El exregidor, sobre el que también pesa un expediente de expulsión por parte de la formación naranja, no ha entrado en el gobierno de la ciudad.

El portavoz del equipo de gobierno, el socialista Jacobo Calvo, ha señalado este viernes en rueda de prensa que el equipo de gobierno "sigue abierto" dado que continúan las negociaciones con Unidas Podemos -que también apoyaron la investidura de Cuenca- y si se llega a algún tipo de acuerdo se puede "reconfigurar algún área" aunque manteniendo la misma filosofía de "gestión y solvencia" que se ha articulado en estos momentos.

Todo pivotaba en los últimos días sobre si hubo negociación entre el PSOE y los dos miembros de Cs que acabaron rompiendo con su partido, el propio Salvador y Huertas, que votaron a favor de la investidura del nuevo alcalde, y si la dimisión de Salvador tenía ya ese trasfondo. Lo cierto es que el que antes fuera senador socialista no ha cubierto, en principio, su futuro personal y quedaría como concejal sin grupo político. 

La dureza de las dos últimas campañas municipales tuvieron como protagonista a una candidatura de Ciudadanos que era muy crítica con los socialistas, de donde provenía su líder. Sin embargo, todo estalló con la disputa entre PP y Cs, cuando los primeros aseguraban que el acuerdo de investidura de Salvador era de dos más dos años, y que este mes de junio debía dejar la Alcaldía. Anunció que no lo haría y primero se marchó del PP el que era alcaldable para luego producirse una dimisión en cascada de concejales en el gobierno municipal, primero del PP y luego dos de Cs, que se acercaron más a las filas conservadoras. Durante unos días, Salvador mantuvo un gobierno municipal de dos personas, algo inaudito, hasta su renuncia.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído