Bendodo: "Juan Espadas y Susana Díaz son las dos caras de la misma moneda"

El Gobierno andaluz vive su momento más delicado de la legislatura tras la ruptura con Vox, los ataques procedentes de las primarias socialistas y la guerra abierta por la alcaldía de Granada

Elías Bendodo, este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. JUNTA
Elías Bendodo, este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. JUNTA

En las últimas horas, desde la Junta de Andalucía se ha repetido que las elecciones van a ser el 27 de noviembre de 2022. Esto significa el último domingo posible, agotar la legislatura hasta el final. Pero la realidad es que el Gobierno de coalición que forman PP y Ciudadanos vive sus momentos más críticos desde que se hiciera realidad el autodenominado gobierno del cambio, en enero de 2019 y tras 37 años de mandato socialista. Y no sólo hay un frente abierto.

La abstención de Vox la semana pasada en la Ley de Suelo provocó un cambio de discurso evidente en el presidente Juan Manuel Moreno, que fue muy crítico con la formación de ultraderecha pese a las buenas relaciones que habían tenido durante toda la legislatura. Vox fue claro, aquello era un pulso, porque en el atril dejó evidencias de que en el fondo estaban de acuerdo con la ley. La única pretensión era que la coalición se tambalease. El giro fue tal que Moreno Bonilla incluso se abrió a buscar mayorías alternativas con el objetivo de completar los cuatro años en el poder. Mayorías alternativas significa acercarse al PSOE aunque desde la Junta se sigue hablando de “las tres fuerzas del cambio”.

La cuestión es que actualmente no se sabe qué es el PSOE o qué va a ser ya que está inmerso en un proceso de primarias que puede alterar por completo la estrategia del grupo parlamentario y las dinámicas dentro del Parlamento de Andalucía. En las últimas horas, Juan Espadas, uno de los candidatos, ha abierto la puerta para un acercamiento. Hay que recordar que el socio preferente de Espadas en el Ayuntamiento de Sevilla es Ciudadanos. Por su parte, la actual líder de la oposición y también candidata, Susana Díaz se mantiene firme con su triunfo en las últimas elecciones y, de momento, rechaza cualquier acercamiento, a pesar de que la postura inicial sobre la Ley de Suelo, hasta que se empezó a intuir la derrota del Gobierno, era de facilitar su tramitación con una abstención.

En un primer momento, Elías Bendodo, como portavoz de la Junta, no se iba a pronunciar sobre los procesos internos de otras formaciones, pero esa postura apenas ha durado unos segundos. Ante la incertidumbre actual, ha presentado al Gobierno como “moderado y dialogante” y ha anunciado que “tenderá la mano” en referencia al resto de grupos parlamentarios. Sin embargo, tras señalar las diferencias en el discurso de Susana Díaz y Juan Espadas, los ha definido como “las dos caras de la misma moneda”. Bendodo ha criticado que ambos hablen de renovación cuando acumulan más años en el Consejo de Gobierno que cualquier miembro actual. Las dos posiciones han sido tachadas desde la Junta como “poses” dentro de la vorágine que supone un proceso interno y que se encuadra en un contexto de captar votos.

La Alcaldía de Granada

Hasta ahora, el Gobierno de coalición andaluz sólo había tenido interferencias externas. Ni siquiera la moción de censura en Murcia y el terremoto que se desató en Madrid supuso una grieta. Al contrario, sirvió para reforzar la imagen de unidad con comparecencias conjuntas y pactos para evitar el transfuguismo con el trasvase de afiliados entre partidos, aunque esto sólo fuese a ocurrir en una dirección.

La guerra abierta por la alcaldía de Granada supone un escenario completamente nuevo que de momento no se sabe cómo repercutirá en la coalición. La parte de los populares de la Junta opta por mantener silencio. Elías Bendodo ha declarado que es un tema que no le compete al ser él el presidente del partido en Málaga pese a que lo que ocurra puede alterar por completo las relaciones en el Consejo de Gobierno. Se entiende con esto que el Partido Popular de Granada actuará por su cuenta. El portavoz sólo se ha mostrado “convencido de que el sentido común se va a aplicar en el PP de Andalucia y Granada”. Y esto puede significar tantas cosas que lo mejor será esperar acontecimientos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído