Primarias del PSOE andaluz: entre el aparato y la militancia

En la carrera por el liderazgo de los socialistas andaluces hay dos aspirantes claros, lo que no significa que el tercero en discordia sea un convidado de piedra

Díaz, Espadas e Hierro, en un montaje de Canal Sur con los tres candidatos a las primarias del PSOE-A.
Díaz, Espadas e Hierro, en un montaje de Canal Sur con los tres candidatos a las primarias del PSOE-A.

En la carrera por el liderazgo de los socialistas andaluces hay dos aspirantes claros: su actual secretaria general, Susana Díaz; y el alcalde de Sevilla, Juan Espada. Lo que no significa que Luis Ángel Hierro sea el convidado de piedra, según señalan las encuestas hoy por hoy.

Hablando en primera persona como una militante más, vestida con una camiseta con mensajes de positividad, Díaz ha insistido en que estas primarias son eso mismo: "La lucha por la dignidad por el respeto, por la autonomía de la blanca y verde porque los militantes andaluces no son una mesa de marketing político de nadie". Esa defensa de la bandera, ha añadido Díaz, "siempre ha sido la garantía de que el PSOE andaluz pone por encima de todo los intereses de los andaluces". Finalmente, Díaz ha explicado el motivo de su arranque en la localidad sevillana de la Algaba. "Hace muchos años un grupo de jóvenes me demostraron que lo que se sueña y se pelea con valentía, se consigue". Y eso mismo es lo que ahora ella quiere conseguir el próximo 13 de junio. Con la que huye a la menor referencia al aparato andaluz que actualmente ella controla.

Mientras tanto, el actual alcalde de Sevilla ha optado para su mitin inaugural en la localidad sevillana de Dos Hermanas, donde el presidente del Gobierno arrancó la recuperación del poder perdido, acompañado por su alcalde Quico Toscano -barón fundamental dentro de la federación andaluza” y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, entre el público. Dos de los principales respaldos en los que Pedro Sánchez se apoyó en su particular travesía del desierto, al ganar las primarias nacionales.

En línea con sus intervenciones de los últimos días, Espadas ha defendido la necesidad de un cambio en el PSOE-A para poder recuperar la Junta de Andalucía y la confianza de los 400.000 votantes que los socialistas perdieron en las últimas autonómicas de 2018. Para ello, es necesario, un proyecto “netamente de izquierdas” —para dar la batalla a una derecha radicalizada para enfrentarse a la extremaderecha— y colectivo y “no personalista”, en alusión velada a Díaz, a quien también se ha referido cuando ha señalado, en el arranque de su alocución, que es “importante llegar, pero también saber irse”. El regidor hispalense ha sido el último de los tres aspirantes en hacer su presentación oficial, pero también ha sido quien lo ha hecho rodeado de más público: alrededor de unos 600 asistentes en la Plaza del Arenal, frente al menos de medio centenar que han congregado en las reuniones con agrupaciones, Díaz, en su primero acto en La Algaba (Sevilla); y Hierro en Baeza (Jaén).

Luis Ángel Hierro, el tercero en discordia, dispuesto a no quedarse con la vitola de invitado de piedra, ha apelado en Baeza a la esencia del socialismo, en un discurso que ha abogado por una España de las autonomías que lidere Andalucía. El profesor de Economía ha defendido las políticas intervencionistas de un Estado fuerte, en referencia directa a las ayudas del Gobierno central con motivo de la pandemia. “Yo quiero soñar una Andalucía dónde los hombres y las mujeres seamos iguales. Y donde no tengamos que ir a entierros de mujeres por maltrato de los hombres. Yo tengo un sueño igual que lo tuvo Martin Luther King. Una Andalucía en la que se pueda vivir en las zonas rurales igual o mejor que en sus capitales. Yo tengo ese sueño. Yo claro que tengo un sueño, de un partido socialista que sea de izquierdas.” La derecha pide ahora ayudas ante un Gobierno al que quiere debilitar negando el pago de impuestos”. Además de todo ello prometió “acabar, si es presidente de la Junta, con la figura de los interinos, porque además es una ilegalidad”.

De lo que realmente se trata, en el incierto equilibrio de fuerzas entre aparato y militancia que este arranque de las primarias está evidenciando, es que las previsiones pasan por saber a quién apoyan las ejecutivas de Cádiz, Granada, Jaén y Huelva, mientras las de Sevilla, Málaga, Almería y Córdoba mantienen un fuerte pulso, a pesar de que en los últimos días se haya  constituido una plataforma de militantes en apoyo a uno u otro de los candidatos y en Málaga cada vez haya más simpatizantes de bases que se decantan por la renovación.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído