Escuela de Calor lleva a Fiscalía la gestión de Educación por permitir "aulas inseguras"

La plataforma de familias y Ampa denuncia "los continuos despropósitos de la gestión de la covid en el ámbito educativo"

Alumnas, entrando en un instituto andaluz, en el inicio de curso.
Alumnas, entrando en un instituto andaluz, en el inicio de curso. Autor: Manu García

La plataforma de familias y Ampa Escuelas de Calor pone en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Sevilla "los continuos despropósitos de la gestión de la covid en el ámbito educativo, las condiciones inseguras de las aulas, el incumplimiento de la ley de bioclimatización como herramienta para luchar contra el virus, la vulneración de derechos y la indefensión de la comunidad educativa ante una Consejería de Educación y Deportes cuya actuación consideran negligente e irresponsable".

"La situación del sistema educativo público andaluz es de emergencia por el deterioro acumulado tras años de políticas lesivas para este servicio público esencial. El escenario generado por la pandemia no ha hecho sino poner de manifiesto que el sistema hace aguas por todas partes y no está preparado para afrontar la situación que tiene por delante y que tiene visos de alargarse en el tiempo", señala la plataforma. En su escrito dirigido al Ministerio Fiscal, señala a los únicos responsables de tanto despropósito, que no son otros que aquellas personas que tienen la competencia: “Consejero de Educación y Deportes y/o la persona que ostenta el cargo en quien delega las competencias: Viceconsejera de Educación, Delegados/as provinciales de Educación y, subsidiariamente, la persona que ostenta el cargo de Presidente de la Junta de Andalucía porque, siendo conocedor de los hechos, no los impide. Lo son también quienes, anteriormente, han consentido el deterioro de los servicios públicos hasta el punto de provocar que en momentos como el actual la ciudadanía se vea desprotegida”.

Escuelas de Calor denuncia también la falta de adopción de medidas reales de prevención o reducción del riesgo de contagio en los centros educativos (bajada de ratio, aumento de plantilla docente…); los protocolos covid realizados por equipos directivos con muy buena voluntad y dedicación pero sin recursos, aplicados sin visado técnico; la desigualdad generada por falta de criterios únicos y modalidades como la semipresencialidad, que está suponiendo una vulneración del derecho a la educación de los y las escolares andaluzas; la situación del alumnado con Necesidades específicas de apoyo educativo, tan vulnerable y con una calidad de atención más que mejorable; las coacciones y amenazas a las familias que han optado por proteger la salud, con denuncias por absentismo o dejando a sus hijos/as sin atención, tutoría o evaluación de la educación que sus familias están dispuestas a dar desde casa mientras las aulas sean inseguras.

Mención especial merece el incumplimiento de la “ley para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables”, en vigor desde el pasado julio y que en su artículo 8.1. dice que “las actuaciones sobre las edificaciones educativas tendrán como objetivo la renovación del aire”. Nos preguntamos, ¿cuándo prevé la Junta de Andalucía ponerse manos a la obra con esas actuaciones? Cumplir la ley es su obligación y responsabilidad, pero ahora es además una necesidad sanitaria pues a la vista está que los contagios en los centros educativos no cesan y superan incluso los que se dan en el ámbito sanitario, según los datos publicados recientemente por el Ministerio. 

El contagio por aerosoles del SarsCov2 es ya una realidad aceptada por la ciencia y la aplicación de la Ley de Bioclimatización puede mitigar el riesgo, señalan desde la plataforma. Además, los estudios de la calidad del aire interior de las aulas han demostrado que sus niveles de CO2 superan de largo los límites de lo saludable y con él la cantidad de aerosoles a que están sometidos nuestras/os escolares y sus docentes. Pasan 5 horas diarias en estas condiciones, incluso comen en las aulas, con mascarillas de uso obligatorio, pero sin ser proporcionadas por la administración, ni siquiera en el caso de familias que no pueden soportar este gasto por razones de precariedad económica.

Por otra parte, la plataforma ha presentado alegaciones al Plan Respira que va a poner en marcha el Ayuntamiento de Sevilla. Sus aportaciones se centran en la necesidad de mejorar los entornos escolares con caminos seguros que permitan a los niños y niñas llegar solos al colegio o bien acompañados, pero por caminos peatonales o en bici, reduciéndose la necesidad de utilizar el coche como medio de transporte. Ello reducirá las emisiones de CO2 y otros gases perjudiciales, el consumo de combustibles fósiles, la contaminación acústica y hará del entorno escolar un lugar más saludable y sostenible. Asimismo, se insta en estas alegaciones a la revegetación de los patios escolares para que sean “pulmones verdes” en la ciudad y lugares más amables donde nuestros escolares disfruten de la presencia beneficiosa de árboles y plantas autóctonas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído