Clamor en la UCA contra los exámenes presenciales: "Supone coger el transporte público, aglomeraciones en los pasillos…"

El rector defiende la presencialidad con varias medidas como detectores de CO2, códigos QR para identificar contactos estrechos o aforos reducidos, mientras la Junta anuncia una normativa "inminente"

Unversitarios en Córdoba, para un examen este enero. FOTO: Frente de Estudiantes UCO
Unversitarios en Córdoba, para un examen este enero. FOTO: Frente de Estudiantes UCO

Varias grupos de alumnos de la Universidad de Cádiz han lanzado un escrito conjunto en el que reclaman la vuelta a la opción de online frente a la presencialidad para los exámenes de febrero. Después de que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, indicara que el plan era todo presencial, incluyendo en aquellas provincias donde la impartición de clases debía pasar a ser a distancia, ha sido el consejero de Universidades, Rogelio Velasco, el que ha abierto este martes la puerta a que cada universidad andaluza decida. Pero lo hace ya con muy poco margen, toda vez que muchas facultades ya llevan días realizando estas pruebas oficiales de la primera convocatoria del curso, y que han dejado imágenes de aglomeraciones claras en Córdoba, por ejemplo. La Junta habla de una norma "inminente" que lo aclarará, pero el reloj sigue contando.

En este contexto se han pronunciado las representaciones de estudiantes. "La mayoría de la docencia recibida este cuatrimestre ha sido impartida de forma online, entendiendo esta decisión como la mejor que podía adoptarse debido a la situación sanitaria provocada por la Covid-19", que sigue en crecimiento. "El pasado mes de diciembre se decidió que los exámenes fueran en su mayoría presenciales, si, solo si, la situación no empeoraba. A día de hoy la incidencia de casos está cada día en aumento, siendo la situación actual mucho peor que hace un mes y empeorando cada día".

"La realización de los exámenes presenciales no se basa en que se cumplan con las medidas de seguridad dentro del aula. Pensamos que es insuficiente que se respete el aforo o la distancia de seguridad dentro de las clases, ya que, asistir a las facultades implica: transporte público, compartir coches y desplazamiento de alumnos de distintas localidades, provincias o incluso Comunidades Autónomas; concentración del alumnado en pasillos y espacios cerrados, contacto del profesorado con distintos grupos de distintas clases y grados", señalan en un comunicado.

En concreto, se suman desde Naútica, Derecho, Trabajo Social, Publicidad, Turismo, Relaciones Laborales, Ingeniería Aeroespacial, Fisioterapia o Enfermería. "Por las redes sociales los alumnos no paramos de pedirle directamente al Rector de la Universidad que repiense las medidas, ya que, sobre todo en lo que queremos hacer hincapié es que no sirve de nada que las aulas estén bien adaptadas o que los grupos para hacer los exámenes sean reducidos, ya que la gran mayoría de los alumnos tienen que desplazarse, coger transporte público, aglomeraciones en los pasillos… y muchas otras circunstancias que se escapan al control de la propia universidad".

"Ya no es solo la aglomeracion de personas en las clases, pasillos, otros lugares de la facultad. Hay personas que no tienen su universidad como el colegio de al lado de su casa. Tienen que coger trenes, autobuses e incluso coches compartidos para ir a Jerez", por ejemplo, señala un alumno, "con personas que no conoce de nada para saber el rastreo de esas personas durante sus ultimos días".

Y ante imágenes de incumplimientos en la sociedad, se desmarcan: "Este año hemos evitado ir de viajes, compras en las rebajas, fiestas, y también queremos evitar este tipo de cosas, porque no solo se va un día a hacer un examenes, se va varios dias. A causa de que otras personas no tengan responsabilidad social en evitar e intentar hacer las cosas mejor, no tenemos que pagar esto los universitarios".

En uno de los escritos remitidos al rectorado, señalan que "no se está teniendo en cuenta a aquellas personas que conviven con personas de grupo de riesgo y mucho menos a las que son ellas mismas grupo de riesgo, considerando también, que hay algunos alumnos que ya han sido vacunados y sería muy peligroso que se contagien antes de recibir la segunda dosis. Se trata de personas que llevan haciendo un esfuerzo enorme durante meses para cuidar de sus allegados, en la mayoría de casos familiares, para que ahora tengan que exponerse de esta manera al virus sin que en ningún momento se les esté dando voz en la toma de dicha decisión".

Así, "no llegamos a comprender el motivo por el cual en un mismo centro nos encontramos con facultades que continúan con la modalidad online para la realización de sus pruebas mientras que otras nos estamos viendo afectadas por el cambio a una modalidad que, con el debido respeto, consideramos un suicidio e incluso un boicot a todas las medidas seguidas durante estos meses atrás", dicen sobre la decisión de la Junta de aplicar las restricciones por distritos sanitarios. Algunos hablan, incluso, de familiares de riesgo que se cambiarán de casa durante las fechas de examen, para evitar los peligros derivados de estos contactos que quieren evitar a toda costa.

Entre las propuestas de los alumnos, una firmada por estudiantes Ingenería Aeroespacial reclaman "la realización de exámenes vía online en directo, exceptuando a aquellos alumnos que no puedan optar a esta opción, los cuales tendrán su derecho a realizarlo de forma presencial. Así se reducen el número de contactos, concentración, y por ende el riesgo de propagación del virus, tanto dentro como fuera de la comunidad universitaria", señalan.

Las medidas de la UCA

El pasado 10 de enero, el rector, Francisco Piniella, explicó en una carta a la comunidad universitaria las medidas a tomar para los exámenes, abriendo una posibilidad última de celebración de exámenes a distancia: "En relación a los exámenes y pruebas finales del primer semestre, aunque en algunos casos puedan celebrarse online, de acuerdo con las Comisiones de Garantía y Calidad de los centros", indicaba.

La primera medida anunciada es la "instalación de detectores de CO2 en las aulas, que permitirán monitorizar, de forma continuada, que la calidad del aire interior de las mismas está en todo momento dentro de los parámetros establecidos. Se están instalando del orden de 100 detectores en aquellas aulas que, por criterio técnico, se consideran que precisan estar controladas, asociándolos a los sistemas de impulsión de las aulas".

Asimismo, se procede a la "higienización de todos los equipos de climatización de todas las aulas con virucidas que garantizan la impulsión de aire limpio. La climatización es perfectamente compatible con la apertura de ventanas que permitan la entrada de aire limpio". Además, indican una "modificación de los horarios de limpieza de las aulas, de manera que las mismas se limpiarán antes de su uso e inmediatamente después para dejarlas en perfectas condiciones antes de una nueva utilización por un grupo distinto. Asimismo, los aseos se higienizarán tres veces por turno".

Para mantener además un control de asistencia, se pondrán códigos QR, "para identificar contactos estrechos para el caso que se dé un positivo". Los aforos quedan reducidos además al "33% para la celebración de exámenes o, en su caso, al número de personas que debidamente separados permita la dimensión del espacio que se trate. En la situación de docencia multimodal, el aforo era del 50%, esta reducción hace que la presencia en los centros sea menor".

Por su parte, "en caso de realizar llamamientos, estos se realizarán secuencialmente en la propia aula, o en el exterior de los edificios, para evitar posibles aglomeraciones en pasillos, que comprometan las distancias de seguridad".  Por último, "en coordinación con los centros y administraciones de campus, la apertura de todas las puertas de accesos de los edificios que permita minimizar aglomeraciones en las entradas de las Facultades siguiendo el modelo que evidenció muy buen resultado en la pasada pevau", la Selectividad.

Además, en la carta, Piniella trata de desmontar la visión de los estudiantes: "El paso a la docencia online no fue debido a que las aulas presentaran riesgos, como quedó demostrado por la ausencia de contagios en las mismas, sino en respuesta a una disminución de la movilidad", indicaba sobre el corte de clases anunciado por la Junta hace semanas, en noviembre.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído