bomberos.jpg
bomberos.jpg

Bomberos retiran un trozo de cornisa en mal estado días después de que la alcaldesa visitara el barrio y anunciara la rehabilitación del edificio si llegan fondos europeos.

Esta misma semana la alcaldesa, Mamen Sánchez, visitaba el barrio de San Miguel y uno de sus más destacados monumentos, el palacio de Villapanés, del siglo XVIII. Sánchez anunciaba que Urbanismo y Patrimonio están ultimando el proyecto para concluir la rehabilitación integral de la finca abandonada del palacio, la más grande de 3.370 metros cuadrados siempre y cuando lleguen fondos europeos para estos menesteres.

Como si el propio palacio hubiera sabido de su visita y quisiera volver a dar la voz de alarma, en la mañana de este domingo los bomberos tenían que acudir a la Cruz Vieja para retirar un trozo de cornisa de su fachada. La cosa quedó sólo en eso, pero sirve para que nos demos cuenta de que cualquier minucia, como las cuatro gotas de las primeras lluvias otoñales, afecta sobremanera a los edificios abandonados.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído