captura_de_pantalla_2015-03-11_a_las_23.34.10.png
captura_de_pantalla_2015-03-11_a_las_23.34.10.png

Ponernos las botas en la II Ruta del 'Cucharón y paso atrás', de El Puerto.

En la segunda edición de la ruta gastronómica portuense del Cucharón y paso atrás, pueden degustarse variadas tapas ‘de cuchara’, muchas de ellas basadas en pescados y mariscos, al tratarse de una población marinera, que elaboran diecisiete establecimientos repartidos por toda la ciudad, que se han sumado a la iniciativa. Durante estos días todos estos restaurantes ofrecen tapa y bebida por sólo 2,50 €. Los hosteleros no obtienen apenas beneficio económico porque el objetivo es otro: poner en valor los platos de cuchara más típicos y tradicionales de la ciudad, como el arroz caldoso a la marinera, el ajo caliente o los garbanzos como conejo, entre muchos otros.

Podemos comenzar nuestra ruta en el centro. El menudo marinero es la propuesta del Bar Gonzalo, uno de los establecimientos con mayor solera de la ciudad, abierto al público desde hace 45 años y ubicado junto al Antiguo Ayuntamiento. Su dueño, José Manuel Sánchez, se ha decantado por esta tapa porque, dice, “los garbanzos con chocos es uno de los más demandados por nuestros clientes y así lo pueden degustar a buen precio”.

Pero… ¿por qué conformarnos con una sola tapa? Esto debió pensar Borja Fernández, cocinero de la emblemática Bodeguilla del Bar Jamón, situada en la Calle Misericordia, abierta al público desde 1989, y donde realizamos la siguiente parada, cuchara en mano. La propuesta de Borja consiste en alternar una recopilación de los guisos que hacía la hermana de su abuelo. “De ahí el nombre Potajitos de la Tata. Así al ir variando de tapa, los clientes tienen un nuevo aliciente para volver aquí sin tener que comer a ese precio siempre la misma tapa”, explica. Borja considera que pese a no obtener un beneficio directo e inmediato con esta iniciativa, sirve para atraer a clientes potenciales a su local, personas que nunca antes habían entrado y que una vez finalice la ruta, muy probablemente vuelven a su negocio, así como a los demás.

En nuestra tercera y última parada, dejamos el centro para trasladarnos al Paseo Marítimo. Y además, damos un salto, pasamos de la comida de cuchara de toda la vida,  a aquella que le aporta un sencillo toque innovador. 470 Gin Sherry Bar, es un Gastropub y Bar de cócteles de lo más ‘chic’ que se encuentra junto a la muralla. Entre los platos que oferta en la ruta destacamos las lentejas de mi abuela con espuma de patata.

Éstas sólo son algunas ideas para visitar los establecimientos que participan en la II Ruta Cucharón y paso atrás. Aún quedan 14 locales más y variadísimas tapas por descubrir ‘in situ’  y con cuchara. Guisos tradicionales, los de siempre, que regados con los vinos de la tierra forman un tándem exquisito para el paladar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído