Conciertos íntimos, gel, mascarillas y una gran noria: así arranca la zona de ocio seguro Soko Puerto

El espacio "perfectamente acotado" y adaptado a la nueva normalidad cuenta con un aforo de 1.500 personas. Este sábado, concierto de El Canijo de Jerez

Las mesas se encuentran repartidas en una plataforma frente al escenario. FOTO: MANU GARCÍA
Las mesas se encuentran repartidas en una plataforma frente al escenario. FOTO: MANU GARCÍA

El periodo estival aterriza en El Puerto cargado de opciones que encauzan la diversión hacia nuevos horizontes. El festival Soko Puerto de Santa María insufla una dosis de energía a las noches de un verano atípico, que “evidentemente no es un verano normal, que no significa que no vayamos a tener el mejor verano que recuerde uno en El Puerto”, asegura el alcalde, Germán Beardo.

Los ritmos latinos del artista internacional Henry Méndez inauguraron las noches de Puro Latino en la zona de ocio seguro más grande de Andalucía, situada en la margen izquierda del río Guadalete, “perfectamente acotada y aforada y sometida a todos los sistemas de protección y de prevención frente al covid-19", según explica Beardo.

La oferta de ocio, que tendrá lugar los meses de julio y agosto, se asienta en un espacio equipado y organizado para garantizar el disfrute de la música en directo al aire libre. El recinto presenta un aforo de 11.000 personas, que se ha reducido a 1.500, y cuenta con 131 mesas y 24 palcos con una capacidad máxima de 8 asistentes cada una. “Cada uno en su mesita siempre podrá mover un poco la cintura, las mesas están suficientemente separadas como para crear esos grupos de personas”, explica Tali Carreto, responsable de comunicación del festival.

El uso de los dispensadores de hidrogel es obligatorio para acceder al recinto y a la noria. FOTO: MANU GARCÍA

Las mesas se encuentran dispuestas en una plataforma montada a la misma altura del escenario y dividida en sectores, creando una atmósfera más íntima que se aleja de los conciertos multitudinarios habituales. “Al principio piensas que va a ser raro ver un concierto sentado, pero cuando te ves tan cerca del escenario yo creo que te sientes partícipe de la experiencia”, comenta Carreto.

A su vez, la zona ofrece ocho barras de bebidas repartidas en los laterales y en el centro. A aquellos que les apetezca tomar algo deben esperar a ser atendidos, ya que, durante el espectáculo, se precisa permanecer en sus localidades asignadas. Además, el uso de mascarillas y dispensadores de hidrogel es obligatorio, así como respetar la distancia social de 1,5 metros.

El recinto también dispone de aseos y señales informativas. “Estamos muy contentos con las prestaciones que tiene y con lo cómodo que parece” expresa el Carreto, que cree que “no hay espacio con más señalética ahora mismo en El Puerto”. Otras acciones han sido la instalación de un sistema de sonido envolvente, para disminuir el impacto acústico que supone este evento, y de dos pantallas en los laterales de la tarima.

Por otra parte, aquellas personas que deseen acercarse a estas veladas diferentes y adaptadas a la nueva normalidad pueden utilizar las bolsas de aparcamiento de Renfe, de la Pasarela y del propio recinto. Sin embargo, el primer edil portuense invita a los ciudadanos a “que utilicen los medios de transporte públicos como el autobús, que está a escasos metros, el taxi, el tren, incluso el catamarán para acceder”.

Junto al escenario, una gran noria de 54 metros se alza frente al río reviviendo la esencia de la calle del infierno de la feria. Un total de 48 cabinas móviles semicerradas, con un aforo máximo de cuatro personas cada una, componen un mirador panorámico que permite contemplar los enclaves de la Bahía de Cádiz por el precio de 5 euros.

Esta atracción, que estuvo instalada en la plaza de la Concordia de París desde el 2000 hasta el 2018, también ha tomado las medidas de seguridad pertinentes para que los más atrevidos puedan elevarse a las alturas.

Durante la cola, se mantendrá una distancia de seguridad de 2 metros. Además, el uso de las mascarillas es obligatorio, así como utilizar el dispensador de hidrogel colocado a la entrada. Después de cada viaje, las cabinas serán desinfectadas.

Imagen del recinto de Soko Puerto desde la noria. FOTO: MANU GARCÍA

El festival continúa la noche de este sábado con el arte garrapatero del Canijo de Jerez, que abre el ciclo Soko Live, a las 22:00 horas. Tras la actuación, el espacio funcionará como una terraza de verano hasta las 7 de la mañana. El domingo la música electrónica se desatará en Sokotronic Sundays by Dreambeach con las mezclas de Cuarteto a partir de las 19:30 horas y hasta las 4 de la madrugada.

Las entradas a todos los conciertos de Soko Live podrán adquirirse a través de la web del festival sokopuertosantamaria.com. Para este espacio, el acceso será por orden de llegada, mientras que para disfrutar de Sokotronic y las noches de Puro Latino es preciso reservar las mesas y los palcos. “La verdad es que las entradas están volando”, manifiesta el responsable de comunicación del festival.

La programación prevista para este verano en El Puerto también incluye el Cabaret Festival en la plaza de Toros, el Festival de Teatro de Comedias y la temporada taurina, entre otras actividades. “Creo que completamos así el verano y la oferta de ocio más importante de la provincia de Cádiz”, sostiene Germán Beardo, que con estas iniciativas “pretende devolver a la ciudad el liderazgo en cuanto a turismo de excelencia”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído