Torre de Belém, el sueño de un matrimonio portugués que se cumplió en Jerez

Andrea Simoes y José Nogueira, vinculados al mundo del caballo y dueños de la cadena televisiva Tribuna Lusitana, abren un restaurante de comida lusa en Jerez

Andrea Simoes y José Nogueira, propietarios de Torre de Belém, el restaurante portugués de la plaza del Arenal de Jerez.
Andrea Simoes y José Nogueira, propietarios de Torre de Belém, el restaurante portugués de la plaza del Arenal de Jerez. MANU GARCÍA

Una gran bandera de Portugal muestra en la plaza del Arenal el camino hacia Torre de Belém. Allí hasta los camareros visten de verde y rojo. La clase, el estilo y la educación tanto del personal como de sus propietarios, nos traslada inmediatamente al país vecino, donde la gastronomía es un orgullo nacional. "La gente está encantada, estamos teniendo muy buena acogida", declara a lavozdelsur.es Andrea Simoes Gomes, acompañada de su pareja comercial —y sentimental— José Nogueira Martins.

Este matrimonio, nacido en la región de Coimbra, hizo las Américas a principios de siglo. En Brasil, donde desarrollaron la mayor parte de su carrera profesional a través de la dirección general de una multinacional, se vincularon como empresarios y aficionados al mundo del caballo. Más tarde, fundaron una cadena de televisión on line llamada Tribuna Lusitana. Sanlúcar y Jerez, ciudades muy vinculadas al mundo ecuestre, fueron durante años dos de sus destinos favoritos. 

"Siempre tuvimos la idea de tener un punto de encuentro para poder estar con los amigos, a la gente le gusta comer y beber bien", cuenta Andrea durante la entrevista. La ilusión que suscitaba en el entorno más cercano de ambos la apertura de un restaurante portugués en Jerez hizo que el sueño se cumpliera a finales del pasado mes de junio. "Mucha gente nos decía: vosotros que tenéis una gastronomía tan rica, ¿por qué no montáis algo en Jerez? Con la pandemia nos quedamos aquí y pensamos que podría ser un buen momento para empezar con este nuevo proyecto", explica. 

El bacalao dorado de Torre Belém.
El bacalao dorado de Torre Belém. 

El proyecto llega seis años después de que José y Andrea llegaran a Sanlúcar para quedarse a vivir, una ciudad que ahora cambian por Jerez. “Habíamos venido a la Feria e hicimos amigos aquí, creemos que nuestra idea puede funcionar en la ciudad”, cuenta José, que afirma que el cliente que acude a Torre de Belém ya sabe lo que ofrece el país vecino a nivel culinario. "El que viene conoce Portugal, y normalmente invita a personas que no tuvieron el placer de conocer la experiencia gastronómica portuguesa", añade. Pese a ello, la idea de ambos es que lo portugués se fusione con lo andaluz.

“Lo que más nos preocupa es conocer los hábitos de los españoles y de los jerezanos, acercarnos cada vez más a lo que el mercado nos pide; el negocio no es una imposición del comercial”, explica con un discurso que denota su experiencia pasada como director general de una multinacional en Brasil. Algo similar le sucede a Andrea, que fue directora financiera: “Hemos hecho tapas lusitanas. Tenemos un concepto definido que es Portugal, comida portuguesa lo más genuina posible pero siempre adaptándonos a lo de aquí". 

Andrea y José durante la entrevista con lavozdelsur.es en la terraza de Torre de Belém.
Andrea y José durante la entrevista con lavozdelsur.es en la terraza de Torre de Belém.

El éxito no es casual. Además de visión empresarial, a ambos no les falta sentido del humor. “La gente me pregunta si tenemos azúcar moreno. Yo les digo: azúcar moreno eran dos chicas que cantaban muy bien. Mañana tengo azúcar moreno, llamo al proveedor y lo pido. No hay problema, hay que adaptarse”, bromea. La carta le da la razón. Torre de Belém tiene una oferta gastronómica que se acerca más al concepto de tapa que al de plato. Entre sus delicias, podemos encontrar tanto platos salados como dulces.

La joya de la corona es el bacalao, en sus diferentes especialidades: espiritual, dorado y Zé do pipo. Entre las tapas más exitosas se encuentran la lusitana, las pataniscas, las coxinhas de pollo, los embutidos portugueses, el queso Serra da Estrela o el queso del Alentejo. Sin embargo, cada día es una sorpresa, porque sus propietarios van cambiando constantemente la carta, llena de productos de origen portugués, desde la leche al agua mineral. "Queremos que la gente siempre tenga algo nuevo", declara Andrea. 

Vinos de Oporto y pasteles portugueses caseros: "Hacemos las cosas con cariño"

Andrea y José no pierden la vista en ofrecer unos productos genuinamente portugueses. No obstante, y conocedores de primera mano de las singularidades de lo portugués en el resto del mundo, ya están pensando en incluir carne al corte brasileño venida desde el propio país sudamericano. "No podemos olvidar lo diferentes que somos y las características que tienen todos los pueblos que hablan portugués en el mundo. Nuestros pueblos hermanos de Brasil y África, son muy diferentes, como le sucede a España con América Latina", cuenta José. 

torredebelempasteldebelem
El pastel de Belém, acompañado de un café portugués. 

Los platos, que han sido catados previamente en su domicilio, son creaciones de la propia Andrea, a la que su marido le reconoce "un don". "Tenemos un sentido crítico muy grande, comemos mejor en casa que aquí", ríe. Andrea reconoce su parte: "No soy chef, pero me encanta... hacemos las cosas con cariño", dice. Con "cariño" o con "sentido crítico", tal y como dice José, que cree que el paladar es como el tacto, "se va refinando". 

Entre la carta de Torre de Belém también se encuentra cerveza Sagres, vinos tintos del Alentejo, vinho verde o vinos de Oporto. Para la tarde o para después de las comidas, además de capirinha o Porto Tonic, tienen un amplío surtido de postres caseros, elaborados por Andrea. Al famoso pastel de Belém, le acompañan el menos conocido pastel de Feijão, el Pão de Ló, el Travesseiro de Sintra o el Bolo de Bolacha, una tarta de galletas. Todos ellos pueden ser acompañados con un expreso de marca Delta, el café de Portugal. En camino, los experimentos de Andrea e ideas frescas de José, como ensaladas de verano o un menú de invierno. "No queremos dejar de innovar", suscriben ambos. El Portugal que se bebe y se come está en la plaza del Arenal. Pero recuerde, mañana será otro.

Torre de Belém se encuentra en plaza de Arenal número 10 y abre de 12.00 a 00:00 horas de martes a domingo. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído