La ruta gastronómica con sabor trebujenero en Chipiona: 5 imprescindibles

Esencia trebujenera en las cocinas de cinco negocios hosteleros clave en la oferta de esta localidad de la Costa Noroeste gaditana: guisos, mariscos, pescados, platos innovadores y hasta poleá de postre

La ruta gastronómica con sabor trebujenero en Chipiona: 5 imprescindibles. Brindis en el Bar Trebujena, con un espectáculo al fondo, en días pasados en Chipiona.
La ruta gastronómica con sabor trebujenero en Chipiona: 5 imprescindibles. Brindis en el Bar Trebujena, con un espectáculo al fondo, en días pasados en Chipiona. ESTEBAN

El pueblo del mosto, las angulas y el pescado del río extiende su estirpe gastronómica más allá de las orillas del Guadalquivir. Será por el espíritu emprendedor de los trebujeneros y trebujeneras que huelen la oportunidad de negocio en cualquier sitio o bien porque se sienten atraídos por el encanto de Chipiona, de su ambiente familiar, campechano y ruidoso, a la vez. Y eso precisamente es lo que atrajo a familias enteras de Trebujena a apostar por el turismo y el verano, montando bares y restaurantes que en décadas han ido ganando en prestigio y en calidad pero sobre todo en popularidad.

Quién no conoce en Chipiona Casa Laura, El Salaíto I y II, El Timón, el Bar Trebujena y El Volapié. Todos regentados o dirigidos por trebujeneros y trebujeneras, hijos o hijas de sus fundadores que guardan, como no podía ser de otra forma, la esencia de los platos marineros, buenos pescados, mariscos pero que le dan el toque en su carta a sus orígenes trebujeneros.

Uno de los pioneros fue el Bar Trebujena, fundado por Pepe Guerra en el año 82 y que ahora lleva con la misma maestría que su padre, Rosi Guerra. Ubicado en el paseo de la Cruz del Mar, con unas vistas espectaculares a la playa del mismo nombre. Un bar abierto al fresco de las noches chipioneras y con una carta tradicional pero con un toque muy personal de su cocinera más dicharachera, Rosi Guerra, un ángel en la cocina y un encanto de persona, con una risa que contagia y que sabe transmitir en cada plato que monta.

Bar Volapie
El Volapié, otro clásico de la gastronomía chipionera con acento trebujenero.   ESTEBAN
Salaito II
Terraza del Salaíto II.   ESTEBAN

Buena fama tienen sus berenjenas al Trebujena, los alcauciles, las albóndigas de bacalao con langostinos, sus arroces y sus postres caseros, entre los que incluye incluso la poleá.

A  pocos metros, ya en el bullicio de la calle Isaac Peral, que los sevillanos bautizaron como calle Sierpes por ser peatonal y centro neurálgico del pueblo, se encuentra el bar Volapié del hermano de Rosi, Dioni Guerra y su mujer Paloma Morales.

Decorado con fotos y motivos taurinos, se caracteriza por un amplio surtido de tapas, comida tradicional pero con un toque más innovador. En su carta destaca las espinacas con langostinos, el pastel de berenjenas, el pollo al ajillo con langostinos, fideos con espárragos, alcauciles con foie y sus exquisitas tortillas, qué sirven recién hechas y calentitas. Precisamente su tortilla de verduras con salsa romesco mereció un premio de la Ruta de la Tapa en 2015. La amabilidad y simpatía de sus anfitriones se suman a su oferta gastronómica.

Bar Timon
Terraza del Timón, con vistas.   ESTEBAN
Rosi Bar Trebujena
Rosi, del Bar Trebujena de Chipiona.   ESTEBAN

En la playa de Regla, en un lugar privilegiado del concurrido Paseo de la Luz y con una terraza envidiable se ubica el Bar El Timón, que desde 2010 regenta la trebujenera Petri Pulido, siempre amable con sus clientela, aunque esté agotada de una intensa jornada de trabajo. Sus vistas desde la terraza abierta al mar son inmejorables y su carta ofrece una variada oferta de pescados, mariscos, guisos de la zona, revueltos. Rápido sirviendo y de ambiente familiar.

Cerca del bar El Timón, a pocos metros del  Monumento de la Luz se encuentra la avenida de Jerez, donde más bares por metro cuadrado se pueden encontrar cerca de la playa de Regla. Allí se ubican Casa Laura, El Salaíto I y muy cerca El Salaíto II, regentados también por trebujeneros. El Salaíto I ofrece una variada oferta gastronómica a precios muy populares.

Restaurante Casa Laura 6
Los responsables de Casa Laura, en cocina.   ESTEBAN

Destaca por su amplitud de terraza y salones de interior, Casa Laura, fundado hace ya 20 años y regentados por la trebujenera María José Fernández Sánchez y su cuñado chipionero José Manuel Garrido Araujo.

Desde la cocina que dirige María José y su equipo, este restaurante familiar es conocido por la calidad de sus platos, abundantes y muy elaborados, sin perder siempre su toque tradicional.  A la variedad de pescados, mariscos, aliños, carnes y guisos hay que añadirle platos sencillos con algún otro toque de la cocina casera.

Bar Trebujena
Uno de los platos del Bar Trebujena.   ESTEBAN
Restaurante Casa Laura 3
Gran ambiente de costa en Casa Laura.   ESTEBAN

Una berza "a lo trebujenero", unas papas con choco, carne guisada o cualquier otro guiso casero están al alcance del comensal más exigente que busca también la originalidad en la cocina y ante todo, la calidad de los productos. Quién va a Casa Laura repite y parafraseando un slogan publicitario, "a todos lados se va, a los bares de Trebujena se vuelve".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído