Chipiona

Luis Manuel Rivera, de COAG, delante de un cultivo sepultado por el agua en Chipiona.

Bajo el agua, la cosecha

Unas 1.500 familias de Chipiona están perjudicadas por la inundación de 350 hectáreas de cultivos tras las últimas lluvias. El acuífero sobre el que se asientan, del que no pueden extraer agua, está lleno desde hace dos décadas y la costosa solución sigue sin llegar