Vecinos de La Liberación ayudan a detener a un estafador

Perfectamente uniformado, se presentó en varias viviendas, casi todas de personas mayores, para realizar revisiones fraudulentas del gas butano, cobrando entre 60 y 87 euros. El 092 detuvo al presunto estafador y a la que podría ser su compinche, que lo esperaba en un coche

Mediodía en la barriada de La Liberación. Un hombre corre como loco. Detrás suya, varias personas persiguiéndole. “¡Timador!”, se escucha. De pronto, todo el vecindario se pone en alerta, y el sujeto acaba pidiendo auxilio a unos vecinos.

El tipo en cuestión, perfectamente uniformado, había estado realizando revisiones de gas butano en varios domicilios, casi todos de personas mayores. A uno le cobraron 87,50 euros. A otra, "por ser pensionista", le hicieron un descuento y le dejó la revisión en 60 euros. Y eso que ni siquiera le cambió la goma, ya que no estaba caducada. Sólo por echarle un ojo.

Al parecer, el presunto estafador contaba con una compinche, que lo esperaba en un coche que no tenía ningún tipo de logotipo de empresa alguna. Los vecinos se dieron cuenta y también la localizaron en el momento en que llegó el 092.

Sergio, vecino de la barriada, afirma que lo que le llamó la atención fue “lo tranquilo que estaba cuando le dijeron que habían llamado a la Policía. ‘Pues que venga’, decía. Yo creo que estaba así porque no llevaba el dinero encima, se lo habría dado a la chica y así pensaría que no lo culparían”.

La Policía hizo acto de presencia y requirió la documentación de ambos, siendo finalmente detenidos. El 092 también incautó su coche.

El timo del gas butano, a pesar de ser muy viejo, sigue dejando cada año una estela de afectados, como se comprobó en esta ocasión. La Policía, en numerosas ocasiones, ha advertido de ello y recuerda no dejar entrar a nadie si no se ha solicitado previamente la revisión. El modus operandi suele ser el mismo, esto es, técnicos que sin cita previa o aviso, se presentan en los domicilios comunicando que según consta en sus archivos tienen que realizar la revisión. Además, éstos no suelen enseñar presupuesto alguno, sino que les hacen firmar una factura a los clientes.

Desgraciadamente, aunque la Policía identifique a estos técnicos, se hace a veces difícil imputarlos por algún delito al tratarse en ocasiones de empresas legales y autorizadas las que cometen estos abusos.

En la imagen, la Policía, en el momento en que detuvieron a los presuntos estafadores

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído