Uno de los test realizados a funcionarios de Justicia de Andalucía.
Uno de los test realizados a funcionarios de Justicia de Andalucía.

Una leyenda urbana es un relato basado en creencias populares, supersticiones… El que se denominen urbanas hace referencia al origen mundano de las mismas, nada que ver con las leyendas de carácter mítico o religioso, estas también son leyendas pero no me estoy refiriendo a ellas. Las leyendas pueden contarnos hechos reales pasándolos por la túrmix con ingredientes inventados, o pueden ser hechos totalmente inventados. 

Vivimos con la influencia de los relatos míticos mucho más de lo que pensamos, de hecho la mentalidad o pensamiento mágico, aspecto que nos creemos que es propio solamente de la edad infantil y que cuando nos hacemos adultos la cambiamos por el pensamiento racional, está muy presente en nuestras vidas. La creencia de que los propios pensamientos, ideas, palabras o actos pueden provocar o evitar un hecho concreto aún en contrario a las leyes de causa-efecto, es algo que está muy arraigado, e insisto, no hablo de religión, hablo de leyendas urbanas, de esos relatos que damos por buenos porque sí, sin más explicación. 

Hoy estamos en la sociedad de las fakes, de lo falso, de la mentira bien dicha, de la realidad alternativa ―que no es otra cosa que el falsear la realidad―, y por tanto no somos inmunes a esas leyendas urbanas que invaden nuestro conocimiento, que repetimos continuamente como papagayos y cuya realidad, en la mayoría de los casos solo existen en nuestra imaginación y como producto de nuestra vagancia para comprobar la información que recibimos, la naturalidad con la que somos capaces de tragarnos cualquier cosa que a nuestro cerebro le parezca coherente por pura economía de esfuerzos.

Ayer me puse como tarea recordar y poner en papel, algunas de las leyendas urbanas más contemporáneas que nos están bombardeando, lo hice y al final me di cuenta de que, efectivamente,  nos lo comemos todos sin un mínimo de criterio o espíritu crítico. Hay algunas leyendas urbanas que quiero referir aquí ―porque los lectores de LaVozdelSur son personas inteligentes y comprenderán lo que digo―. Por ejemplo, existe una leyenda urbana que dice que en estos momentos de segunda ola de la pandemia, las autonomía han contratado o tienen un ejercito de rastreadores que en cuanto es detectado un positivo, contactan con los entornos del mismo para encapsular el posible brote y tener aislados a los positivos o posibles positivos. Dice la leyenda que llaman por teléfono y se despliegan con rapidez y eficacia…pues es una leyenda urbana amigos, una leyenda del calibre del CIS ―Centro de Investigaciones Sociológicas― del cual nos dicen que hacen encuestas todos los meses pero hasta el día de la fecha yo no conozco a nadie al que se la hayan realizado. Pues lo de los rastreadores es igual, leo, y no paro, que cada Comunidad Autónoma ha recibido cuantiosos millones de euros para dedicarlos, entre otras muchas cosas, a la contratación de rastreadores para la pandemia. Leo, y no paro, las cifras de rastreadores que dicen que están trabajando, pero la realidad es que todo eso es una leyenda urbana, ni conozco a nadie que lo hayan contratado como rastreador, ni conozco a nadie al que un rastreador le haya llamado por teléfono para ir aislando casos positivos. Alguno habrá, no lo dudo, es más, es probable que hayan contratado al perro del anuncio de Rastreator que, sin duda, tiene experiencia en estas cuestiones. En definitiva lo de que hay miles de rastreadores distribuidos por toda España, Andalucía, Cádiz… es una leyenda urbana, directamente no han contratado lo que se comprometieron a contratar, por lo menos en Andalucía para la labor de rastreo ―más allá de los tres mil jóvenes que en verano han estado paseando por nuestras playas―, aunque, ojo, igual lo del perro Rastreator es verdad y lo tenemos en nómina...y ya por no hablar de la leyenda urbana de que la enseñanza universitaria on line está funcionando perfectamente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído