Quien no la conozca, que la compre

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. En la actualidad, curso Antropología Social y Cultural por la UNED y el Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

Susana Díaz en un acto en Jerez el año pasado. FOTO: MANU GARCÍA.
Susana Díaz en un acto en Jerez el año pasado. FOTO: MANU GARCÍA.

"Socialistas, Pedro Sánchez ha muerto". Algo parecido nos venían a decir algunos líderes del PSOE.

"Socialistas, Pedro Sánchez ha muerto". Algo parecido nos venían a decir algunos líderes del PSOE cuando tomaron el partido como suyo hace ya más de medio año, creando el escenario perfecto para vender mediáticamente la abstención a la investidura de Mariano Rajoy y un nuevo gobierno del Partido Popular. El innombrable, el que ni siquiera anoche Díaz mencionó en su discurso, fue hecho mártir. A partir de entonces comenzaron una serie de capítulos casi telenovelescos que tenían como escenario al Partido Socialista; los medios cómplices del poder con el Íbex 35 de su lado hacían el resto, siendo el caso de El País tal vez el más significativo. La convocatoria de elecciones primarias en el PSOE se hacía inevitable en un partido que ya "quitó de en medio" a Josep Borrell y al propio Pedro Sánchez, ambos elegidos democráticamente por los militantes. Ver para creer.

Pero en el aparato parecía estar la solución de los poderes frente a las bases. No en su aparato de televisión, ni de radio —que también— sino en el aparato del partido, es decir, en las estructuras clientelares y caciquiles que el Partido Socialista Obrero Español ha tejido durante años —y décadas—. En el aparato y en sus miles de estómagos agradecidos con ansia de "ganar" vete tú a saber qué. En el aparato... parecía estar. Pero no. El 100% PSOE no funcionó; es el 39,94% PSOE. El hacer del PSOE "un partido ganador" tampoco. ¿Qué querías ganar, Susanita, si ni siquiera has podido vencer en tu propio partido más allá de los cortijos donde controlas —y de aquella manera— a los manijeros? ¿Es que crees que las bases del PSOE, con miles de militantes que de verdad creen en algo más allá de "ganar", iban a permitir esto? ¿El PSOE o eras tú o no era nadie?

En el recuerdo nos queda la foto de algunos miembros de nuestro gobierno local —ayer Pedro, hoy Susana, ¿mañana Pedro?—, y la de miles de representantes públicos con el rabo entre las piernas. Y es que echando la vista atrás, el esperpéntico escenario vivido con Susana Díaz en el PSOE durante todos estos meses me recuerda a la famosa frase que Antonio Maíllo llegó a pronunciar hasta la saciedad cuando esta señora nos echó literalmente del gobierno de la Junta de Andalucía: "Quien no la conozca, que la compre". La pregunta es, ¿y ahora qué? ¿Para cuándo la moción de censura, Pedro? ¿O es que vas a permitir que continúe un gobierno que llegó al poder con los votos de una abstención "ilegítima" del PSOE? ¿No es no? ¿Sí es sí? ¿Hasta cuándo?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído