captura_de_pantalla_2016-10-19_a_las_19.48.35.png
captura_de_pantalla_2016-10-19_a_las_19.48.35.png

'Peaky Blinders', una serie británica que narra la historia de la banda del mismo nombre en la Birmingham de los años 20.

En general, soy una gran adicta a las series; me engancho a casi todas, especialmente si tienen una estética cuidada y unos personajes atrayentes. No necesito siquiera que la acción sea frenética. La mejor serie que he visto en mi vida fue Mad Men, de la que devoré las dos últimas temporadas en un escaso mes. Pero tampoco desprecio series como The Walking Dead y Juego de Tronos, las cuales sigo con fervor y con las que me sumo a la histeria colectiva que provocan.

Sin embargo, ahora he encontrado una que me lleva de nuevo al terreno de la escena cuidada, del vestuario estudiado hasta el milímetro, de la nostalgia, que es lo que más me gusta. Se trata de la producción británica Peaky Blinders, que comenzó a emitirse en 2013 en el canal BBC Two y que ha renovado por una cuarta y una quinta temporada.

Ambientada en Small Heath (Birmingham) en 1919, está protagonizada por la banda 'Peaky Blinders', una especie de gángsters de suburbio que se dedican a las apuestas de las carreras de caballos. Pero no son unos gángsters al uso; son mafiosos old school, una suerte de caballeros punkies con cortes de pelo característicos, que beben mucho whisky (irlandés) y que llevan traje y corbata y chalecos con reloj de bolsillo, pero también una gorra con cuchillas cosidas al borde que es su arma.

Gran parte del atractivo de la producción está en el aspecto que han configurado para los hombres que forman parte de la banda, miembros de la familia Shelby, que es prácticamente dueña de todo Small Heath. De hecho, ha creado hasta un estilo de corte de pelo que está muy en boga ahora. Los exteriores también son espectaculares; el espectador cree estar en un flashback continuo. Todo está rodeado como por una nube sepia y los muelles de Birmingham, el barrio chino o, ya en la segunda temporada, el aspecto del londinense Camden Town en esa época hacen el resto.

En fin, que tienen que verla. Que la recomiendo encarecidamente. Y que no esperen una serie de acción trepidante, en la que se sucedan continuos giros de guión (que también los hay), pero sí una estética cuidadísima, una banda sonora que se acerca al country y al rock gótico (el tema del opening es de Nick Cave, nada menos), unos actores perfectos para sus papeles y unos diálogos brillantes. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído