Mujeres extraordinarias. Carmen Olmedo

WhatsApp Image 2018-08-02 at 11.17.10

Juan Miguel Garrido Peña

Miembro de la Asociación de Hombre Igualitarios de Andalucía. (A Rocío siempre, antes, después y luego)

Carmen Olmedo, en el recuerdo.
Carmen Olmedo, en el recuerdo.

No conocí a Calmen Olmedo. El libro que le dedicó el Instituto Andaluz de la Mujer en el año 2017 Valiente, influyente y poderosa, me llega en formato digital a través de un mensaje que una querida amiga malagueña manda a mi mujer para me lo hiciese llegar. Su marido, hijo de Carmen, le pide que me lo envíe. Y lo hace al verme en un reportaje de Canal Sur con motivo de la aprobación por del Ayuntamiento de Sevilla, de poner el nombre de una calle a la granadina Ana Orantes, iniciativa de la que junto a otros compañeros, soy promotor.

Imagino, que orgulloso como hijo, me manda el mensaje subliminal de la existencia de tantas mujeres, que dedicaron su vida a recuperar los derechos y la dignidad de las mujeres, y a las que es necesario recordar y visibilizar, para no olvidar, y garantizar todo lo conseguido.

Carmen Olmedo, fue una mujer malagueña, socialista y feminista, a la que debemos muchos de los derechos de las mujeres que hoy disfrutamos como sociedad. Leyendo su biografía uno destaca su carácter afable, decidido, y combativo. Entregada desde muy joven a la lucha por los derechos de las mujeres, es esta lucha la que la lleva a su militancia política en el partido socialista. Fue de las precursoras y promotoras de los Centros Asesores de la Mujer. Primeros centros públicos dedicados al asesoramiento sobre temas jurídicos, sanitarios, psicológicos y sociales. Eran los años  de la Junta Preautonómica.

Carmen Olmedo trabajó en la construcción del primer organismo público en Andalucía, pionero en España, dedicado a la lucha por la igualdad de las Mujeres, el Instituto Andaluz de la Mujer, del que fue su primera directora. En unos años en los que hablar de derechos de las mujeres y de igualdad, no era nada fácil.

Ella fue la impulsora de muchas de  las Políticas de Igualdad que la Junta de Andalucía, desarrolló con posterioridad, y que hoy con el gobierno de la derecha en Andalucía, están en muy en peligro. Logró junto a otras mujeres socialistas que el PSOE tomase partido en la lucha contra la violencia  de género, situándola en el ámbito político, cuando hasta entonces era considerada un problema de la esfera privada. Su trabajo fue de especial trascendencia en la futura Ley Contra la Violencia de Género.

Como diputada por el grupo socialista en el Congreso, se opuso y trabajó para eliminar el IVA de los productos de higiene femeninos imprescindibles, por considerarlos básicos para la salud y protección de las mujeres, y lo hizo con la misma determinación con la que peleó  durante toda su vida convencida de la necesidad de hacer justicia, y reconocer la autoridad de las mujeres.

En el Congreso se propuso recuperar la figura de Clara Campoamor, por su incalculable contribución a la conquista de los derechos de las mujeres, con el derecho de voto. Así, no descansó hasta conseguir que se le pusiera en el Congreso una pequeña  plaza con su nombre. Hoy existe allí, un busto de Clara Campoamor, y un mural en el Senado que preside la sala de reuniones que lleva su nombre. Carmen también fue la impulsora de los planes de igualdad que hoy existen en casi todas las administraciones públicas, y en muchas empresas. Instrumentos imprescindibles para el cambio y la igualdad.

Murió en el año 2015, a los 65 años, a causa de una enfermedad neurodegenerativa.

Traigo su vida a estas páginas, convencido de que solo con la continua y permanente recuperación de la memoria de mujeres tan extraordinarias, podemos mantener viva la conciencia, y reafirmarnos en la necesidad de no bajar la guardia, en esta difícil tarea por una sociedad más justa e igualitaria.

Y también, para recordar a las generaciones actuales, que los logros en  igualdad de género, y la posibilidad de que hoy vivamos en una sociedad más igualitaria, a la que  muchas de estas mujeres se encontraron, no han sido una concesión altruista del poder y de los hombres, sino la consecuencia del trabajo, el compromiso y la lucha por la dignidad, protección, y derechos de las mujeres, como el de la malagueña Carmen Olmedo, y tantas otras mujeres socialistas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído