parlament-catalunya-carles-puigdemont.jpg
parlament-catalunya-carles-puigdemont.jpg

"Todo ha quedado enmerdado, judicializado, con políticos presos, cual deshechos fecales de un organismo vivo".

Que me toque hoy hablar de la eme me pone en bandeja describir el clima político de forma escatológica, con la latina palabra Merda (Merdose). La Academia nos habla de cosa mal hecha o de mala calidad, suciedad, inmundicia, hecho o situación que repugnan. Hoy todo el mundo habla de política, precisamente de la política que no se ha hecho, del abandono de la política por el espectáculo.

El Sorayato y la DUI, a partes iguales, son el resultado de un proceso digestivo, donde los independentistas catalanes han sido devorados y humillados. Todo ha quedado enmerdado, judicializado, con políticos presos, cual deshechos fecales de un organismo vivo. El referéndum ha sido expulsado del cuerpo por un ano llamado Bélgica, donde ahora renace, como si de un exiliado, el mayor protagonista de esta mierda.

La política además ha quedado reducida, sintetizada a la voz única del 155, a la comunión de lo que ahora llaman constitucionalistas –PPSOECs– (aunque de los artículos sobre los derechos a trabajar, o a una vivienda digna nadie habla). Porque nadie ha sabido buscar posiciones intermedias, equidistantes como lo es la sociedad catalana, en dos mitades española y catalana. Cualquier solución que solo abarque una de esas mitades estará abocada a la mayores mierdas que jamás nos hayamos comido, y disculpen la gravedad de las palabras pero tocaba la letra eme y tocaba hablar de actualidad. Como dicen los actores cuando comienza la obra ¡mucha mierda!

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído