camino-pies-cielo-hdr-188845.jpg
camino-pies-cielo-hdr-188845.jpg

Aún no sé cuándo pero marcho a Kepler. No sé el día ni la hora pero sí los motivos.

Camino hacia Kepler porque aquí lo eres todo si tienes algo que dar a cambio; tienes Futuro si dejas de creer en el Presente y olvidas el Pasado; tenemos planes si podemos reducirlos a aquellos que nos conduzcan a la mera supervivencia.

Marcho a Kepler porque aquí nadie puede volver ni tampoco sabemos dar bienvenidas; porque los lazos de sangre los limitamos a nuestros cuatro apellidos y olvidamos cuántos siglos llevan cargando con nosotros; porque aquí todos hablan al mismo tiempo y todos -incluido yo- nos negamos a escuchar nuestras propias conciencias.

Parto a Kepler -aún no sé cuándo pero más vale temprano que tarde- porque aquí un juguete cuesta más que una persona, al tiempo que pensamos que somos más valiosos que nadie; porque no aprendemos de nuestros errores y no perdonamos ni siquiera a los perros; porque cada uno va por su bolsa al tiempo que echamos para un lado que cada uno de nosotros -incluido tú- terminaremos metidos en una caja; porque negamos la cruda verdad de que después de estar encerrados en una caja de pino regresaremos otra vez a nuestra bolsa... Y así hasta el fin de nuestros días.

Huyo a Kepler porque a los que huyen se les recibe; porque aquí todo tiene que estar decorado con el rosa chicle para disimular nuestras tripas negras; porque aquí, en este planeta, el asunto está montado para que yo no crea en mí ni tú creas en ti; para que me den miedo el mar, el cielo, los volcanes y las personas; para que los ojos no hablen y lo haga la boca seca.

Marcho a Kepler pero no sé cuándo. Tal vez mañana, o quizás, si me cuesta rescatar la humanidad que aún conservo, lo haré pasado mañana. O tal vez nunca porque se me hará tarde. O tal vez no exista Kepler y es la simple alucinación de un lunes triste.

Dedicado a Antonia Delgado.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído