Raúl Ruiz-Berdejo (IU) habla con la alcaldesa Mamen Sánchez durante el pleno municipal de octubre. FOTO: MANU GARCÍA.
Raúl Ruiz-Berdejo (IU) habla con la alcaldesa Mamen Sánchez durante el pleno municipal de octubre. FOTO: MANU GARCÍA.

Siempre es así cada cuatro años. El final de la Navidad supone la entrada en período preelectoral (aunque es cierto que todas las formaciones ahora mismo mantienen un perfil bajo). Son poco más de cuatro meses los que quedan para las elecciones municipales, con Semana Santa, Feria del Caballo y Motos (y algo de Carnaval y San Antón, ja, ja) por el medio, lo que reduce considerablemente el ‘tiempo líquido’ de que disponen los partidos, aunque por proximidad de fechas, se da por descontado que la Feria no resultara ajena a la cita electoral.

Se trata de unas elecciones tremendamente inciertas. De hecho, si nos atenemos a los resultados de las pasadas autonómicas (la transpolación no es rigurosa, pero…) quedó claro que se puede ganar con siete concejales, los que hubieran conseguido tanto Ciudadanos y PSOE (los naranjas con más votos) de trasladar esos votos al reparto del Consistorio. A lo mejor siete no, pero todo indica que el ganador difícilmente va a sacar más de nueve concejales. Si hace meses parecía que los socialistas de Mamen Sánchez tenían viento de cola con el gobierno de Pedro Sánchez, ahora nadie se aventuraría con esa hipótesis.

Probablemente no entre la militancia, pero en parte de los votantes socialistas hay un cabreo notable con algunas políticas de Sánchez, sobre todo con la ‘cuestión catalana’. Este cronista mantiene que el tropezón de Susana Díaz fue doble: uno por la derecha –el suyo- y otro por la izquierda, éste imputable a su enemigo íntimo. Ciudadanos alcanzó esos siete sin líder y después de la tormenta en la agrupación local: la fuerza actual de las siglas. El PP se quedaría en cinco, por lo que ahora mismo Antonio Saldaña estaría muy lejos de los once que sacó hace cuatro años María José García-Pelayo con su victoria pírrica (en el significado antiguo del adjetivo). La irrupción de Vox en Jerez, con una proyección de tres concejales, viene además a limar por la derecha el espacio de los populares.

Adelante Andalucia sumaría cinco, dos menos que la suma de IU y Ganemos (2015), con Ganemos (2019) compitiendo al margen de Podemos por el mismo espacio: mal asuntos para todos.

Habrá que ver qué ocurre en los próximos meses, tanto a nivel nacional como autonómico, y ver el sprint final de los partidos en Jerez, pero ahora mismo no da PSOE con pactos o apoyo a su izquierda y solo habría dos fórmulas: pacto de derechas con composición similar al que ha llevado al PP a la presidencia de la Junta (bien encabezado por el PP bien por Ciudadanos) o pacto entre PSOE y Ciudadanos.

Los datos de las autonómicas dan para hablar, pero qué ganas de que alguien haga una buena encuesta…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído