Zambomba en Santiago, en una imagen de archivo. FOTO: SHARON FROST.
Zambomba en Santiago, en una imagen de archivo. FOTO: SHARON FROST.

Hombre, desplazar la tradicional zambomba de Santiago… pues como que no. Todo tiene su nombre por algo: si se le llama la zambomba de Santiago es porque la Zambomba se desarrolla en Santiago. Fácil. Cómo será la cosa que además los medios de comunicación nos vemos en la obligación de acompañar con el adjetivo ‘tradicional’ cualquier noticia relacionada con esta cita. ¿Y ahora con qué nos encontramos? Con que la tradicional Zambomba de Santiago no va a ser propiamente tal ya que va a tener lugar en la plaza Belén, así que, en conciencia, este artículo va a dejar de usar desde este mismo momento la palabra tradicional porque va a ser algo novedoso: la Zambomba de Santiago en Belén.

El PP ha sido el primero en afear al gobierno municipal esta decisión, apelando tanto a la tradición como a la lógica: es difícil mantener que esa sea la Zambomba de Santiago si se va a celebrar en otro barrio, en San Mateo. Pero esto nos lleva a otra cuestión, ¿la plaza de Belén es exactamente San Mateo? No nos vamos a poner en plan pejiguera, pero es discutible. Es cierto que hay una clara tendencia desde hace años a llamar San Mateo a todo lo que va, por resumir, desde la espalda de la Comisaría hasta la propia plaza del Mercado, dando así este nombre a casi todo Intramuros, pero…

Total, dejémoslo, este no es el objeto del artículo. Acierta el PP al decir que se podía haber organizado otra zambomba distinta en la plaza Belén (que este año también va a contar con adornos navideños) sin necesidad de decir que la que allí va a haber es la tradicional –ya no- zambomba de Santiago. Es evidente la apuesta del gobierno municipal por dotar de contenido a la plaza Belén, uno de las más visibles logros urbanísticos de su mandato por lo que tiene de recuperación para la ciudadanía –aunque a este cronista y casi vecino no le convenza el resultado final- de un importante espacio público en un sitio especialmente degradado como es el centro histórico.

Haría bien también el gobierno municipal en no liarse con los nombres de las cosas o, en su caso, programar una gira de la Zambomba de Santiago –ahora sí, otra vez tradicional y con mayúsculas- por otros barrios de Jerez, que tiempo y ganas hay de sobra…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído