Una mujer haciéndole una foto a la bola de la plaza Belén. FOTO: MANU GARCÍA.
Una mujer haciéndole una foto a la bola de la plaza Belén. FOTO: MANU GARCÍA.

En el sótano ultrasecreto de la calle Ferraz iba a tener lugar uno de esos análisis que, a lo largo del tiempo, hacen que el partido disponga siempre de datos infalibles sobre la evolución del voto en España. Nunca fallan. En realidad, no hacen encuestas: hacen proyecciones. A partir de información pura. Información desmenuzada hasta el último detalle para mejorar. Para ganar. Esa tarde-noche (este tipo de análisis siempre tienen lugar por la noche) tocaba resolver el expediente VVSJ, también conocido, para despistar, como ‘Vino Vino Solo Jerez’, siglas y eslogan que enmascaran Vigo Versus Jerez, una comparativa del voto del partido entre las dos ciudades. Vigo, un éxito absoluto con mayoría mega absoluta (veinte concejales); Jerez, un pequeño éxito de mayoría simple (diez).

El grupo de analistas comenzó con las similitudes y diferencias entre ambas ciudades, un trabajo siempre amplio –estas reuniones duran horas en el sótano, hasta el punto de que los trabajadores ‘normales’ de Ferraz suelen referirse a ellas como “esta noche hay póker”- exhaustivo, puntilloso. Se empieza por lo obvio, como que Vigo y Jerez no son capitales pero son las dos ciudades más grandes de su provincia, las dos tienen veintisiete concejales, aeropuerto, universidad (en Jerez, parcial), ambas han tenido reconversiones industriales (la de Vigo, en el sector naval, con dinero y reconversión real; la de Jerez, en el sector bodeguero, a pelo) y en los dos sitios los callos se comen con garbanzos, bien es verdad que en Galicia los callos son ‘callos con garbanzos’ mientras que el menudo jerezano es más bien garbanzos con recortes de callos… pero bueno, antropológicamente es un dato a tener en cuenta, ya decimos que estos análisis son muy minuciosos y este asunto gastronómico se puso sobre la mesa recién iniciada la tercera hora de reunión.

A continuación, ya cerca de la medianoche, comenzaron a exponerse las diferencias: Vigo tiene como 80.000 habitantes más; Vigo tiene mar, Jerez campiña; Vigo tiene área metropolitana, Jerez, tiene Estella del Marqués para ir a comer los domingos; Vigo tiene al Celta, un pequeño histórico, y Jerez tiene… bueno, tiene varios equipos, todo un manojillo; Vigo tiene atascos todos los días, Jerez solo en Navidad; Vigo tiene la Citroën, Jerez tiene cientos de Citroën; en Vigo se bebe Estrella y en Jerez… bueno, en Jerez casi que también, lo que genera sobre la una de la mañana un debate paralelo sobre la evolución del mapa nacional de cervezas a efectos de la realización e implementación de estudios colaterales que siempre tienen el mismo objetivo: facilitar la victoria socialista.

Sobre las dos de la mañana seguía sin haber datos concluyentes para resolver con éxito el objeto del expediente VVSJ, que hay que recordar que no es otro que establecer en qué se ha acertado de pleno en Vigo y solo parcialmente en Jerez. Pero acaba de pronunciarse la palabra Navidad, algo que no ha pasado desapercibido a uno de los más finos analistas antropológicos. Navidad… ¿Qué pasó en Navidad en ambas ciudades? Abel Caballero echó el resto la pasada Navidad, cuando dijo que la iluminación de Vigo se iba a ver desde el espacio y eso, es sabido, fue noticia nacional. Así que los expertos se lanzan a buscar por internet la prensa local de Jerez a ver qué paso en Navidad… Jerez tuvo, al parecer, una bola gigante que lo petó en una plaza recién remodelada (una plaza que ven que tiene su arboleda, su parque, su arroyo y su auditorio, todo un éxito). Bien, eso está muy bien, pero… pero en la misma prensa local de Jerez dan con la clave, la clave para Jerez y Vigo, la clave que va a resolver finalmente el expediente ‘Vino Vino Solo Jerez’: en Jerez hubo, en efecto, una bola gigante, pero a continuación se recoge precisamente que en Vigo hubo al menos dos, dos bolas gigantes, y comprueban las reservas y enfriamiento de la alegría que este descubrimiento generó ya en parte de la población jerezana y en sus propios políticos.

Hala, son las tres de las mañana y ya está debidamente sustanciado el expediente VVSJ. Una vez más una aparente causa nimia es la clave, en realidad, como casi siempre. Vigo dobla en concejales socialistas a Jerez porque tuvo la previsión de doblar su número de bolas navideñas gigantes. Ahora sí puede empezar la partida de póker…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído