El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto a la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García y la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez en 2018. FOTO: JOSÉ LUIS ÁBALOS.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto a la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García y la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez en 2018. FOTO: JOSÉ LUIS ÁBALOS.

Afortunadamente, en Jerez estamos rodeados de políticos listos. El político listo, claro está, es el que, en la medida de lo posible, se adelanta a los acontecimientos o, por lo menos, va inmediatamente después de los mismos. Ya digo, en Jerez no nos faltan, por fortuna, políticos listos. Por seguir ahondando, son los que justo antes de que se produzca el cambio de gobierno van recordando los compromisos adquiridos —por ellos— y que, en consecuencia, deben cumplirse, deben seguir siendo objeto prioritario de los ‘nuevos’. Un ejemplo de libro: la supresión del peaje de la autopista. Justo acababa de saberse que la cartera de Fomento era para José Luis Ábalos cuando el político valenciano ya tenía sobre la mesa este asunto, que lógicamente tendrá que estudiar, ver si está entre sus prioridades y, en consecuencia, decidir si lo mantiene en tiempo y forma. Que a ver, que seguro que sí, que el ministro no va a introducir cambios, entre otras cosas porque el PSOE provincial no hace nada, unas semanas, que se lo estaba recordando al PP —al Gobierno—, que parecía que se estaba haciendo un poco el remolón.

Allá va otro ejemplo de lo que es y debe ser un político listo: el del gobierno municipal con el ministro Luis Planas. Fue enterarse del nombramiento de este ex consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía y enviarle ya una solicitud para que el Gobierno central vuelva a prestar su apoyo (económico) a la próxima edición de Vinoble. Dentro de dos años. Eso son reflejos. Sin necesidad de recurrir a la fotofinish, seguro que es uno de los primeros temas que Planas ya tiene en la cartera (no sabemos si el sorprendente ministro de Cultura, Maxim Huerta, al que suponemos muy ocupado eligiendo un gym o terminando algún best-seller, ha recibido por ahora alguna petición para el Festival Flamenco… en cuanto sepamos algo lo comunicamos).

El problema de los políticos listos es que siempre están dándole al magín, y a veces esa tensión hace que se abstraigan de la realidad y no caigan en las cosas más simples. Estar siempre pensando jugadas maestras hace que a veces pierdan de manera tonta algún peón del tablero. Ahí va una de esas cosas tontas: estás tan pendiente de cientos de visitantes del Alcázar durante Vinoble que no tienes un minuto para reparar en sus zapatos, en decir a quien le corresponda que eche unas espuertas de albero o que riegue. Como si el Alcázar para estar perfecto se regenerara solo. Pero estas cuestiones son para gente común, la que repara en cómo tiene sus zapatos o los bajos del pantalón, cosas mundanas. Otra: lluvia fina y lo que cae de las jacarandas y otros árboles… ¿a cuánta gente se le fue ayer la moto o se escurrió en las aceras de Jerez? Nada, las calles limpias, eso no es para políticos listos…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído