Tapa de jamón y copa de jerez.
Tapa de jamón y copa de jerez.

Pues en 2019 la Feria del Caballo a Jabugo y la Fiesta de la Bulería a California. La primera dedicatoria decidida por el gobierno municipal tiene todo el sentido del mundo; la segunda, así a bote pronto, resulta menos comprensible (aunque también queda al oeste), pero imagino que en los próximos meses nos iremos enterando de las sinergias (con perdón) existentes para que Jerez —su Ayuntamiento— haya decidido dedicar una de sus grandes citas al estado americano de la costa del Pacífico.

Es cierto que echando un vistazo a San Google aparecen varias escuelas de flamenco y tablaos en algunas de las grandes urbes (San Francisco, Los Ángeles o San Diego), pero bueno… como por aquí en dos o tres bares se puede escuchar algo de The Doors, la Creedence o los más recientes Jane’s Adiction, The Offspring o Green Day.

De la relación entre el vino de Jerez y el jamón de Jabugo no hay nada que decir: mejor probar, empirismo puro. Muchos años antes de que saltaran a los medios de comunicación palabras como ‘maridaje’, todo el mundo —todo el mundo que se lo pudiera permitir, claro— ha disfrutado de las bondades de un vino de Jerez acompañado de una tapa —la tapa— de jamón de Jabugo (o caña de lomo, que también). Tal para cual.

Otra cosa es el recorrido histórico de estos dos renombrados productos de prestigio mundial convertidos con el tiempo en denominaciones de origen señeras de Andalucía, con Jerez luchando por generar más valor añadido que compense la pérdida de volumen y con Jabugo (que por supuesto que también tendrá sus problemas) con unos precios por todos conocidos y a las puertas de un nuevo tirón si se confirman las expectativas creadas en el mercado chino. Pues hala, quien pueda, que disfrute… 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído