Miriam Alconchel y Mamen Sánchez, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO
Miriam Alconchel y Mamen Sánchez, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO

A un amigo mío –que por cierto va en la lista del PSOE a las municipales de Jerez, aunque no va en puesto de salida… lo digo para demostrar que sabe de lo que habla- le gusta citar con frecuencia ese viejo aforismo de la política que dice algo así como “cuerpo a tierra, que vienen los míos”. Esta frase tiene distintos usos, pero sobre todo se utiliza cuando hay primarias o se elaboran listas… cuando hay movimiento interno, en definitiva. Uno siempre está preparado para enfrentarse a los rivales de otros partidos políticos, otra cosa son las luchas internas (muy bien llamadas intestinas, por cierto).

En la provincia de Cádiz ha habido dos movimientos muy llamativos, como ha sido la salida de Miriam Alconchel de la lista para el Congreso y la de Francisco González Cabaña en la del Senado. La primera, víctima de manual de la laminación del ‘susanismo’ llevada a cabo por Pedro Sánchez; del segundo… qué decir de alguien con quien se puede parafrasear en toda su extensión el cuento de Augusto Monterroso: como el dinosaurio, Cabaña ya estaba allí.

Estas decisiones generan siempre heridas difíciles de curar. Enemigos para siempre, vaya. Como ya pasó dos legislaturas atrás entre la propia Miriam Alconchel y Mamen Sánchez, cuando se produjo el relevo en ‘la diputada por Jerez’, silla que, por cierto se mantiene, ya que Eva Bravo (gerente de Emuvijesa) será la número dos de la candidatura socialista, que tiene que apechugar con el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska como ‘paracaidista’.

En realidad, este tema en el PSOE de Jerez es periódico. A otra escala, ya ocurrió algo similar en la batalla por el control de la agrupación local socialista, tras la pugna entre Isabel Armario y la propia Mamen Sánchez. No se sabe muy bien cuál es la causa, porque estas cosas pasar pasan en todos los partidos, pero por lo que sea el PSOE siempre expone estos trapos en público, cuando de todos es sabido que se lavan –y se tienden- mejor en casa…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído