El río Guadalete, en una imagen de archivo.
El río Guadalete, en una imagen de archivo. MANU GARCÍA

Cuando pasan cosas graves en el mundo –ya saben: la guerra de Ucrania, la pandemia, la incipiente sequía, la separación de Izal- da como pereza escribir una columna sobre información local. Ya, ya… el cronista es consciente –lo ha dicho con anterioridad- de que hablar solo de asuntos de Jerez en este espacio no deja de ser una especie de ordalía que se ha autoimpuesto, nadie le obliga. Si ese acto de fe encubre un ‘techo de cristal’ o una ‘zona de confort’, por utilizar dos expresiones al uso en esta nueva época, eso ya queda al criterio del brillante lector, de la conspicua lectora.

Abrumado entre otras cosas por lo de Rusia en Ucrania, como se dice en el argot periodístico “hoy no tengo tema”, así que voy a hacer un artículo un tanto ‘aliañado’, con su ‘a’ en el interior de la palabra (un pequeño e improvisado homenaje al periodista Manolo Liaño, pero sin su gracia y donaire), no confundir con ‘aliñado’… aunque qué quieren que les diga, que también. Es más, no descarto que en estos tiempos de guerra este sea el camino a seguir por Marca Acme, faenas de aliño en un tono ‘aliañado’, en lo que decido, como les dije la semana pasada, si la columna pasa a llamarse ‘El Mundo se Derrumba…’ o, la más poética, ‘El Mundo se Derrumba y…’, sección que, en cualquier caso, está dispuesta a unir apocalipsis y entretenimiento, por cierto.

Porque a ver, ante la imposibilidad material –e incluso inmaterial- de desentrañar el alma rusa, como decía Lev Tolstoi, pues nos ponemos a repasar la prensa local de arriba abajo a ver si desentrañamos algo. Podríamos hablar, por ejemplo, de los ‘Premios Racimo y Filoxera’, este año con una clara vocación, tanto para el bien como para mal, por el fútbol femenino (el premio bueno, para el FC Barcelona femenino, y el malo para el entrenador del Rayo Vallecano femenino), pero es que, si el Filoxera no se lo dan a alguien cercano -como mínimo que sea de la provincia- la verdad es que pierde toda la emoción.

Está también ese tema, un tanto rocambolesco, de Robert de Niro y su chica (a la que no se ha visto, por cierto, así que nos vamos a evitar buscar el nombre en internet) comiendo el menú de los menús preparado por los cocineros de los cocineros en el hotel de los hoteles… pero todo ello en Madrid, en Madrid de los Madriles. Claro, si todo esto, este ‘acabose’, hubiera sido en Jerez de la Fra, no habría duda alguna de que el tema daba para un artículo en clave monográfica… de hecho, probablemente hubiéramos gestado un Marca Acme especial al hilo de la noticia, pero no, todo esto ha transcurrido en la capital del Reino, por ahora (lo de Reino). Viene a cuento este tema en esta página tan de Jerez porque Bobby y su chica, entre la estupenda selección de vinos que les sirvieron, pudieron degustar dos de González Byass, un amontillado y un PX… pero poco más podemos decir al respecto. Es curioso que echas un vistazo por internet y ves que cada periódico local arrima el ascua (por cierto, el corrector insiste en que es ‘la’ ascua, a ver si se corrige en la próxima actualización) a su sardina, que si había tal Rioja, tal Ribera, tal Jerez… bueno, en realidad de curioso no tiene nada, es lo normal de la prensa local... no vas a abrir un periódico en Jerez con “Viña Tondonia lo peta en lo de De Niro en Madrid’, por mucho que te guste ese vino o, al revés, leer en lavozdelogroño.es, en caso de que exista, que “Viña AB deslumbra a Bobby de Niro en Madrid"

Cambiando de tema, podríamos hablar también de los 600 pavos que los hoteles de cuatro estrellas de Jerez pretenden cobrar por noche el fin de semana del Gran Premio de Motociclismo… 1.200 las dos noches para la parejita, y luego come, bebe, compra, entra (al circuito), ve, vuelve… vaya, lo que se dice un sueldo (y más que aceptable). Ni a favor, ni en contra, pero ya el verano pasado se vieron en la costa unos precios (y un servicio) ‘que pa qué’ –sin ir más lejos, este cronista, nada dado a la ‘turistada’ y siempre un pelín pendenciero, tuvo dos pequeños roces en Conil-, que hay hosteleros y hoteleros que entienden que tienen mucho lucro cesante a cuenta de la pandemia, cuando entre el personal lo que cunde en general es el ‘cesante’, no el ‘lucro’. Allá cada uno con su ‘bisnecito’ (precioso giro mexicano), pero atentos a la ‘salucita’ (otro) de la gallina de los huevos…

Y por fin, dada la imposibilidad manifiesta de desentrañar el alma rusa, llegamos al tema del que en realidad queríamos hablar: “El plan especial del río Guadalete recibe el visto bueno ambiental [de la Junta]”, titular leído en Diario de Jerez. Qué paz, qué tranquilidad. No solo por lo que se pretende hacer en el río, que también, sino porque se trata de ese tipo de noticias que ‘fluye’ por la pequeña vida local y que es una estampa inamovible de lo que es vivir –e informar- en lo que se da en llamar ‘provincias’. El alma de las provincias. Me refiero a ir informando puntualmente y hacer noticia de todos los pasos administrativos de cualquier inversión pública en marcha: hoy es este plan, hace un año fue equis informe, dentro de un año será determinado ordenamiento, dentro de dos esa necesaria modificación puntual, luego el inicio de tal obra… (ojo, que nadie quiera ver aquí una crítica a ningún medio y menos a ningún profesional: yo también lo he hecho. Y encantado de hacerlo a cuatro columnas, por cierto).

Todo ello, decía, crea un ambiente de ensimismamiento al leer la actualidad de las pequeñas ciudades al que por primera vez oí referirse al escritor Felipe Benítez Reyes, hablando tanto de la prensa local que lee cuando se va de viaje como cuando vuelve y lee la gaditana tras estar cierto tiempo fuera… y es un tema sobre el que no puedo estar más de acuerdo. El problema es que como este tema ya apareció en un artículo anterior de Marca Acme, ha sido necesario hablar del Premio Filoxera, del vino de Jerez que bebe Robert de Niro o de lo caro que es venir al Gran Premio, para acabar donde quería el cronista, en la auténtica alma de las provincias (y su prensa) reflejada en un tema ‘tipo’ como es el del río Guadalete y los años que llevamos con su regeneración, reforma, accesibilidad, navegación, ‘puesta en valor’, “espacio ganado para la ciudad”… Y así.

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído