Mascarillas donadas a servicios sociales del Ayuntamiento de Coria del Río.
Mascarillas donadas a servicios sociales del Ayuntamiento de Coria del Río.

Nuestra sociedad está en guerra contra el Covid-19. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros, en estas excepcionales circunstancias, ante un enemigo tan poderoso y tan minúsculo? “Quién dice que no puede hacer nada, es porque nunca ha dormido una noche en su habitación con un mosquito”.

Margarita Gil, con 84 años, de Arcos de la Frontera, representa lo que todos podemos hacer sin culpar a nadie. Sus mascarillas o “margarillas” son de una bondad infinita y de una carga social imprescindible. Lola de Lantejuela, Fali de Almonte, Maribel de Los Palacios, Ilde de Coria del Río, Carmen de La Puebla del Río, y tantas miles de manos de sabiduría, labradas a base de horas, e industriales como Pepe Ríos, de Montilla, donando miles de metros de sus telas …. son de un liderazgo sin igual. Millones de aplausos y nos quedaríamos cortos. Esta imagen, We can do it!, viene de la Segunda Guerra Mundial (1943) y sigue vigente.

We can do it!

La prevención en el contagio es fundamental, las mascarillas y pantallas que las evitan son claves, si bien no estamos libres de enfermar ante las posibles vías de contagio.

Ingeniero viene de Ingenio, no de burócrata”. Tenemos una industria de vanguardia en Andalucía capaz de hacer aviones, barcos, automoción, potabilizadoras, desaladoras, invernaderos, regadíos, industria del frio, farmacia, textil, incluso Inteligencia Artificial, junto con Escuelas Universitarias con sapiencia, y una juventud, estudiantes con energía sin límites. ¿Y no somos capaces de hacer respiradores artificiales, con carácter inmediato, con nuestros ingenieros, diseñadores, informáticos y mecánicos en activo o jubilados?.

Tendemos a pensar que la solución siempre viene de fuera (tendremos que replantearnos la salud y las cosas del comer), en este caso con la compra en China, además de mascarillas y test, de 950 respiradores a entregar entre abril y junio, cuando es fundamental la implicación de cada uno de nosotros. Todos somos necesarios en esta guerra, fabriquemos bombas de aire.

Mi hermana, de 40 años, en forma, enfermó a raíz de una visita de unos amigos de Madrid. A los 5 días, fiebre y tos seca, derivando en una asfixia y urgente al hospital. Se curó en casa con los broncodilatadores y antibióticos. Si bien las personas débiles de salud necesitan de respiradores artificiales para sobrevivir, y no pueden esperar. Todos merecemos una muerte digna, y que te salgan las últimas palabras.

En Asturias un grupo de voluntarios, con la Universidad de Oviedo y la coordinación de la Consejería de Ciencia, están haciendo pruebas con un prototipo de respirador artificial, de metacrilato y ayuda de una impresora 3D para la válvula que insufla al globo, con resultados muy satisfactorios sobre un cerdo, y pueden fabricar uno cada 3 horas, además de facilitarte hasta los planos. Incluso la Guardia Civil ha donado las boquillas de las pruebas de alcoholemia, muy similares a las piezas necesarias para el prototipo válido. Comparten todo su conocimiento en la lucha contra el Covid-19. Un ejemplo claro de “querer es poder”.

En Andalucía, José Luis Fernández de Polisur, empresa radicada en Lepe, dedicada a la fabricación de tarrinas para frutos rojos y piezas de poliestireno, ya ha empezado, por propia iniciativa, a hacer respiradores artificiales en base a información en internet, bajo la motivación de ayudar. Incluso el doctor Lucas Picazo, gaditano y jubilado, construyó un prototipo de ventilación pulmonar para Unidad de Cuidados Intensivos, y funcionaba. Si el que no sabe, aprende y lo hace, ese es nuestro mayor orgullo de Andalucía.

Señores consejeros de la Junta de Andalucía, ESTAMOS EN UNA EMERGENCIA, trabajen ya con los Industriales de Andalucía, Universidades y Centros de I+D, para dar respuesta a nuestras necesidades vitales inmediatas con nuestros recursos, y no en un compás de espera terrorífico del más allá, para salvar nuestras vidas pues de esa gobernanza se trata en estos momentos.

Soy Ingeniero y me pongo a disposición. “Si hoy fuera el último día, también plantaría un árbol”

Iván Casero es Ingeniero de Montes.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído