Limon mano de Buda.
Limon mano de Buda.

Un limón sin pulpa, utilizado para dar aroma a dulces y perfumería, con forma de largos dedos conocido como mano de Buda, me abrió el conocimiento de las variedades primitivas existentes de cítricos, así como del origen de todos en el citrón.

La naranja amarga cuya esencia impregna característicamente los ambientes donde se cultiva, dota de colorido y pone mala cara en el visitante ávido de aprender y con un punto de aventurero. Lecciones en vida en primera persona que no se olvidan.

No puede haber un patio —en calles sería muy pintoresco y utilitario en cocinas hogareñas— que no merezca tener un limonero lunero, siempre dispuesto a ofrecer su fruto a adicionar en forma de chorreón de su zumo al pescado o al caldito del puchero, sin olvidar la maceta de hierbabuena al pie, estampa histórica narrada de casa de mi abuela Ana en Marchena.

Identificamos los consumidores mandarinas, pomelos, limas, limón, naranjas de zumo y de comer, incluso innovadores kumquat, yuzu y caviar cítrico, por sus frutos, la mayoría por el aroma que desprenden también, incluso aportando si estaban en su óptimo punto de maduración —por tanto, de recolección—, pero indudablemente son muchos menos los que sabrían identificarlos por la hoja —concursos de pajarotes incluidos—, porte del árbol o zonas de cultivo en el territorio.

Quizás en colegios deberíamos tener una pequeña muestra de nuestros cítricos, donde haya problemas de espacio, partiendo de un simple ejemplar injertado en cada una de las citadas variedades y especies, al ser muy ilustrativo y educativo sobretodo en la época de fruto, hasta arboles ejemplares en aquellos que dispongan de parterres o huerto ecológico escolar.

Aromas cítricos nos trasladan libertad, recuerdan a playa y campo, a limpieza y frescura, mejoran la concentración, la creatividad y el ambiente laboral, el ánimo de visitantes, mitigan ansiedad, tristeza y miedos, neutralizan malos olores y aportan sensación de amplitud y libertad.

Azahar, derivado del árabe azzahár, que significa flor, es ingrediente esencial de aceites esenciales, de infusiones con propiedades sedantes, hasta el agua de azahar —infusión con pétalos secos— remedio tradicional frente a desmayos y aromatizando nuestros roscones de Reyes, tan próximos en fechas.

El cidro o citrón, curioso que su nombre científico sea Citrus medica —será por las bondades que ya desde su origen sabían que nos iba a ofrecer a los humanos—, si tiene que estar en parques públicos con su placa identificativa e informativa para que desde niños entendamos la evolución a través de los aromas de los cítricos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído