Igualismo
Igualismo

Copio, literal, lo que escuché ayer con tremendo estupor en el programa El Templete, de 7 TV Andalucía.

“Porque aquí se habla de políticas feministas y machistas, y yo le llamaría políticas igualistas. Yo soy igualista. Yo tengo dos hijas y una mujer, sí, vamos a acudir a una palabra nueva. Estoy un poco harto de machistas y feministas. Mire usted, yo lo que quiero, en el Siglo XXI, es que España sea Europa y Andalucía sea Europa, y en Europa hay una plena igualdad entre hombres y mujeres.”.

El emisario de tal discurso fue Carlos Grosso, miembro de la ejecutiva del Partido Popular en Jerez, cuyo discurso se alinea con Vox hasta fundirse en un feliz matrimonio. Pese a que el feminismo es reconocido por la RAE (nada sospechosa de fomentar la opresión hacia el hombre) como una ideología que busca la igualdad, el representante del Partido Popular sacó a la palestra esa falsa dicotomía que tanto usa la ultraderecha en su argumentario.

No solo estuvo desafortunado por esta argumentación falsa (para el que solo hace falta instruirse de manera mínima), sino también en las aseveraciones que hace a continuación:

“En Europa hay plena igualdad entre hombres y mujeres",  lo que dice el representante del Partido Popular es una falacia como un camión. De hecho, existe un Instituto Europeo de la Igualdad de Género creado solo para impulsar políticas de igualdad. Aspectos como la brecha de género, el techo de cristal, la educación de los miembros de la justicia en cuestiones de género, las actitudes machistas entre las directivas de grandes multinacionales o entre otros temas, son algunos de los temas que se están tratando desde organismos oficiales y fuera de él, intentando vincular a las máximas asociaciones posibles.

Otro asunto escandaloso es que tratara de otorgarse autoridad moral por el hecho de tener mujer e hijas. Como si tener mujeres e hijas te hiciera menos machista, como si no hubiera hombres machistas con mujeres e hijas. Como si la violencia machista no sucediera precisamente en los hogares. Como si no hubiera hombres que mataran a sus mujeres y a sus hijas. El hecho de tener mujer e hijas no otorga más empatía a las personas ni más visión de género. Suena parecido a esa rancia alusión de algunas personas xenófobas o racistas cuando dicen: “Yo no soy homófobo, si tengo muchos amigos gais” “no soy racista porque tengo amigos negros”.

Finalmente, cabe destacar que más allá de lo instruido o no que esté en cuestiones de género, sospecho que al representante del Partido Popular no le interesa ni el conocimiento, ni la justicia social, sino seguir perpetuando los roles tal y como están hasta ahora. Inundar de mentiras el debate público le importa a Grosso lo mismo que a su líder Casado, nada. Si con ello logra perpetuar los privilegios, bienvenido será. Lo llaman igualismo y no tiene nada que ver con la igualdad. Lo llaman igualismo porque lo quieren es que todo siga igual. Puro y duro machismo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído